Frases de amor para un padre: gracias por todo, papá

María Fernández

Miley Cyrus le dice frases de amor a su padre

Hay una palabra que nunca podemos cansarnos de decirle a nuestro padre: gracias; gracias por ser siempre un apoyo, gracias por ser siempre el salvador, gracias por caminar siempre a nuestro lado. Por eso, hemos recogido para ti algunas de las mejores frases de amor para un padre.

Sonreír a un padre es fácil y puede representar mucho más que una mueca de orgullo. Detrás de una mirada entre un padre y su hija se esconde la alegría y la aprobación. Aunque pueda parecer lo contrario, este sentimiento de cariño es recíproco, ya que tanto padre como hijo sienten debilidad en su corazón por el otro. “¡Cuán grande riqueza es, aun entre los pobres, el ser hijo de buen padre!” (Juan Luis Vives, humanista español).

En el cielo, directamente después de Dios, viene un papá” (Wolfgang Amadeus Mozart, compositor austríaco). Los padres son capaces de todo cuando se trata de dar a sus hijos. Ningún obstáculo es demasiado grande cuando quieren conseguir que su hijo sea feliz.

Y es que, como decía el mismísimo escritor español Miguel de Cervantes, “El hacer el padre por su hijo es hacer por sí mismo”. La mano de un padre es un apoyo firme en el que sujetarse cuando se tambalea tu suelo.

Las mejores frases de amor para tu padre

Sin embargo, tu padre es algo más que esa máquina constante de darte cariño. Es tu guía y tu modelo a seguir. “Un buen padre vale por cien maestros” (Jean Jaques Rosseau, filósofo helvético-francés). Ninguna voz mejor que la suya para escuchar buenos consejos que solo buscan tu bienestar.

Tu padre te conoce a la perfección: para lo bueno y para lo malo. Sabe cuál es tu motivo para sonreír y qué te hace llorar. Pero es precisamente esta empatía la que convierte vuestra relación en única. “Es un hombre sabio el que conoce a su propio hijo” (William Shakespeare, escritor inglés).

Pero es que todo parece estar escrito de antemano. “Es la propia naturaleza la que nos impulsa a amar a los que nos han dado la vida” (Marco Tulio Cicerón, escritor romano). Por el simple hecho de que ahora mismo estamos vivos, debemos siempre estar agradecidos a nuestro padre.