10 dramas de la mujer treintañera en el amor

Con la madurez las emociones se van asentando y por eso es más fácil tener éxito en las relaciones de pareja. Esta teoría que todas conocemos bien no resulta muy efectiva en la práctica y a medida que vamos cumpliendo años los dramas amorosos se nos acumulan. Te contamos 10 dramas de las treintañeras en el amor.

Los dramas amorosos de las treintañeras

El amor no tiene edad y el drama amoroso tampoco. La treintena, como cada edad, tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero es cierto que hay ciertos dramas típicos de las treintañeras. Solteras, emparejadas, casadas, divorciadas...ninguna está exenta de sufrir por amor.

1 Solteras. Aunque seas una soltera feliz y por devoción, tendrás que aguantar las indirectas de tus amigas casadas, de tus padres, de tus tías, de tus primos y demás familia por tu situación sentimental que todas envidian.

2 Casadas. Muchas mujeres dan el paso del matrimonio en la treintena. Estudios recientes demuestran que más de la mitad se arrepienten a los pocos días al ver disfrutar a sus amigas solteras de las mejores vacaciones de su vida.

3 Niños. Los 30 son esa delicada situación en la que tú te sientes muy joven para ser madre mientras que el mundo te apremia a poner en hora tu reloj biológico. Tranquila, digan lo que digan, aún tienes tiempo de sobra.

4 Estabilidad. Pudiera parecer que tu madurez biológica trae implícita una estabilidad sentimental que no es tal. Si pensabas que los 30 era esa edad en la que encuentras pareja estable, será mejor que cambies el chip porque no hay garantías.

5 Historial. Tienes que reconocer que a estas alturas tu historial sentimental te produce una mezcla entre pena y bochorno. Nos pasa a todas, si te sirve de consuelo. Y más consuelo es saber que la experiencia amorosa te hace más sabia, aunque te sirva de poco.

6 Escepticismo. Una de las consecuencias de llegar a cierta edad con una lista más o menos larga de relaciones fallidas es el escepticismo en el amor, esa sensación de que nunca jamás encajarás con un hombre, esa idea de que a tu media naranja se la exprimió otra o esa suspicacia cuando conoces a un hombre.

7 Dramatismo. Si aún no te has convertido en escéptica es porque todavía vives la fase de diva de la copla en el amor. Es la fase en la que te tomas cualquier historia a la tremenda y sufres y sufres y vuelves a sufrir en una especie de tragedia amorosa a la que no le ves final.

8 Sospechas. Cuando eres treintañera te has encontrado con tantos hombres indeseables en tu vida que ahora cada vez que conoces a alguien empiezas a sospechar de sus cualidades. Y no solo sospechas, sino que buscas cual detective cualquier indicio de disfuncionalidad. Recuerda que el que busca, encuentra, así que relájate y cierra los ojos.

9 Sexo. Dicen que el sexo en la treintena es especial porque tienes el equilibrio justo entre juventud y experiencia. Sin embargo, puede que tu vida sexual no se vea reflejada en este estereotipo y sientas que te estás perdiendo algo.

10 Expectativas. Mirando hacia atrás descubres que el amor no es como te presentaban los cuentos infantiles ni tampoco como te muestran en las películas. Así que los 30 es la edad en la que te sientes perdida en el amor. ¿Qué esperar del amor?, ¿qué esperar de los hombres?

Puedes leer más artículos similares a 10 dramas de la mujer treintañera en el amor, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: