Cinco cosas que no hay que hacer al enamorarse

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

El enamoramiento lleva al amor, el amor lleva a la relación de pareja y la relación de pareja puede acabar mal o puede no acabar. No es que seamos escépticas del amor, es que lo hemos comprobado en infinidad de ocasiones. Por eso queremos dejar claras algunas de las cosas que no hay que hacer al enamorarse, sin olvidar nunca que tenemos derecho a volvernos locas de amor.

Cinco cosas a evitar cuando estás enamorada

El día del Juicio Final te serán perdonados todas las estupideces que cometiste por amor alegando la enajenación mental transitoria propia del enamoramiento. Pero como el día de ese juicio está muy lejos, más te vale no cometer algunas tonterías con la excusa del amor.

1 Tatuaje. Lo único que deberías tatuarte pero en la cabeza es la frase 'no me voy a hacer un tatuaje por amor'. No te hagas un tatuaje con su nombre y un corazón, ni con la fecha de vuestro aniversario, ni con su cara. Nada, los tatuajes son personales e intransferibles, no son cosa de pareja.

2 Disfraces. Es de lo más tentador cuanto te enamoras convertirte en una persona que no eres solo por agradarle. No lo intentes, ya le agradas así como eres, incluso le gustas. Así que no hace falta que te disfraces de aventurera y te tires en paracaídas o de mística y que te apuntes a un retiro espiritual para impresionarle. Mantente fiel a ti misma.

3 Casarte. Si lleváis tres meses de amor loco y pasional y todo es maravilloso puede que creas que esta vez has elegido bien al hombre de tu vida. Puede que sea así, pero por si acaso no te lances a decirle que sí si te pide matrimonio en vuestro fin de semana en París. Puedes decir 'sí, pero no'.

4 Publicarlo. Como estás tan enamorada y tan loca tienes ganas de gritar tu amor a los cuatro vientos. Puedes gritarlo a los cuatro vientos, pero no es para nada recomendable que publiques ese estado de demencia amorosa en Facebook y demás redes sociales. No por nada, que no queremos ser agoreras.

5 Dejarlo todo. Los tatuajes son muy difíciles de eliminar, pero a veces se pueden disimular; siempre estás a tiempo de quitarte un disfraz que no va contigo; hoy en día el divorcio es legal para los casos de matrimonios fallidos y las publicaciones en las redes sociales se las lleva el viento. Pero es muy difícil recuperarte a ti misma si lo dejas todo por ese hombre. No te pierdas en el camino del amor.