Cinco tipos de hombres que no te convienen

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Seguramente en tu historial sentimental has anotado relaciones de pareja que no volverías a vivir por nada del mundo. Esto es indicativo de que te has encontrado con hombres que no valían la pena, pero no te preocupes porque es algo que pasa en las mejores familias. Sin embargo, es hora de aprender a detectar esos tipos de hombres que no te convienen ni siquiera para un ratito.

Tipos de hombres que deberías evitar

Generalmente los desengaños amorosos o el sufrimiento por amor se debe a una elección incorrecta del objeto amado, esto es, del hombre. Enamorarte del hombre equivocado puede hacerte muy infeliz durante un tiempo, así que atenta a estos cinco tipos de hombres que no te convienen.

1 Dependiente. Hay hombres emocionalmente dependientes. Estos hombres necesitan una mujer a su lado, poco importa si eres tú u otra. Hablan en plural, planean cada minuto del día contigo y pretender vivir en una relación de pareja de siameses en la que no podréis separar ni un segundo.

2 Narcisista. Ya la mitología griega nos alertaba de un tipo de hombre tan egocéntrico y tan enamorado de sí mismo que no tenía ojos para nadie más: el señor Narciso. Si bien es cierto que hay que amarse a uno mismo por encima de todas las cosas, más cierto es que ese amor propio no debe ser excluyente.

3 Dominante. Él sabe lo que hay que hacer en todo momento y, lo que es más importante, la forma de hacerlo. No tiene reparos en imponerte su forma de vida ni en darte instrucciones precisas sobre cómo debes comportarte, cuándo sonreír y qué ropa llevar. Atenta porque se trata de una relación tóxica con mucho peligro.

4 Celoso. Sospecha de todo lo que haces y hasta de lo que no haces. Te revisa el ordenador en busca de pruebas de infidelidad, te lee el Whatsapp cuando estás en la ducha y te hace infinitas preguntas en busca de alguna respuesta que no cuadre. Sal corriendo lo más lejos que puedas de este hombre celoso porque te hará la vida imposible.

5 Ilusionista. Puede que te guste este tipo de hombre porque es casi mágico. A veces lo tienes, a veces se te escapa entre los dedos. Ni sí ni no sino todo lo contrario. Ni contigo ni sin ti. Un perro del hortelano que no te dejará centrarte en tu propia vida pendiente de sus trucos de magia.