Cómo reconocer a un hombre que sí merece la pena

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuando empiezas una relación de pareja es probable que todas las señales que veas te lleven a la conclusión de que ese hombre no solo merece la pena, sino que además es el amor de tu vida. Porque el enamoramiento es así, carente de objetividad y con nulo espíritu crítico. Nos preguntamos cómo reconocer a un hombre que sí merece la pena sin peligro a equivocarnos otra vez.

Advertencia sobre los hombres que merecen la pena

Conviene advertir que no vas a saber si ese hombre merece realmente la pena hasta que se te pasen los efectos secundarios del enamoramiento. Lamentablemente, para ver qué tipo de hombre es hay que esperar unos meses, solo esperamos que no sea demasiado tarde. Insistimos en este punto porque hay hombres que parece que sí, pero no.

No sería la primera vez que un hombre encantador que cumple con todos tus criterios para ser el hombre ideal, de pronto un buen día se levanta convertido en un ogro o en un repugnante sapo. Ese misterio de los hombres que 'parecía que sí, pero no', está aún por resolver y es un riesgo que corremos siempre que nos enamoramos. Por eso hay que esperar. Pasados unos meses, ya puedes evaluar con objetividad si merece la pena o no.

Cómo son los hombres que merecen la pena

Teniendo esto claro, ya puedes pasar a evaluar. Si te llama solo para preguntarte qué tal el día, si te manda Whatsapp de buenos días y de buenas noches, si te coloca como prioridad entre sus planes, si aunque tenga mucho trabajo siempre encuentra tiempo para ti, vamos bien. Pero hay más, porque estos detalles pueden ser solo temporales.

Si es un hombre que no tiene miedo de mostrar sus emociones, si tiene empatía, si cree que la comunicación es importante en una pareja y además la practica, si te respeta cómo eres y por nada del mundo te cambiaría, si se siente cómodo contigo para hablar de cualquier cosa, si te escucha con interés, si te mira con interés, si te toca con interés, vamos mucho mejor.

Merece la pena si es un hombre que sabe reconocer el amor, que no te hace promesas sacadas de las películas románticas, si no se erige como tu salvador o tu príncipe azul, si prefiere ser tu compañero de vida que tu caballero de brillante armadura, si te anima a perseguir tus sueños, si te sientes valorada con él. Entonces ese hombre sí merece la pena.