Cuando te gustan dos personas a la vez: ¿cómo elegir?

Laberintos amorosos sin salida aparente

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Qué hacer cuando te gustan dos a la vez

Si ya es complicado tener una relación de pareja en la que participáis tú y tu novio, imagínate cuando tu corazón le hace un hueco a alguien más. Estés o no en pareja, la situación en la que te gustan dos personas a la vez es de lo más tormentosa porque, ¿cómo elegir a una si te gustan las dos? O tal vez no tengas que elegir.

Cuando te gustan dos personas a la vez

Hay personas que sufren obsesión por una persona y no ven nada más. Pero también hay personas de corazón inmenso que tienen sitio para mucha gente y son capaces de tener sentimientos de amor por varias personas. Generalmente ocurre que te gustan dos personas a la vez y tu vida se complica a cada minuto que mantienes esta situación.

Me gustan dos personas a la vez y tengo que elegir

Porque a no ser que los tres seáis partidarios del poliamor, sobra gente. Y eso sin estar pensando en una relación de pareja. Tres son multitud por más que las teorías poliamorosas intenten calar en nuestra sociedad. Aún falta mucho para eso. Así pues, ¿qué haces con dos amores? Tendrás que elegir.

Y tendrás que elegir porque presuponemos que eres una persona honesta y que quiere vivir una historia de amor auténtica, sin mentiras, sin engaños, sin ocultarte y sin hacer daño a nadie. Créenos cuando afirmamos contundentemente que cuando te gustan dos personas a la vez vais a sufrir los tres.

Cómo elegir a la persona que te gusta

El problema viene a la hora de elegir. ¡Qué suerte la tuya que puedes hacerlo! Empieza por mirarlo desde ese punto de vista para no perder la cordura. Los gurús del amor te aconsejarán que hagas una lista de pros y contras de cada persona. Pero eso, ¿no es un poco interesado? Además, depende en qué momento del enamoramiento estés es posible que no puedas ser muy objetiva. Ten en cuenta algunas cosas.

Enamorada de dos hombres a la vez

1 Tu elección tendrá que basarse en tus necesidades. ¿Qué esperas de cada una de esas personas? Un rollo continuado en el tiempo, una relación de pareja estable, un amigo con derecho a roce...

2 ¿Qué probabilidades tienes de conseguir lo que deseas con cada uno? Porque puedes que quieras una pareja y uno de ellos sea alérgico al compromiso. Pero a ti te gusta mucho, ¿verdad?

3 Averigua qué espera de ti cada una de esas personas. Tantea el terreno porque tal vez la elección es más fácil de lo que parece si la haces en función de lo que ellos esperan de esta relación.

4 Imagina la vida sin uno de ellos. Si el corazón se te rompe mientras lo estás imaginando, él debería ser el elegido. Pero también tienes que hacerlo con el otro y puede que sientas lo mismo.

5 ¿De verdad vas a intentar poner en marcha tu cerebro en este asunto cuando el corazón ha tomado las riendas? Buena suerte con ello.

6 Puedes dejar que pase el tiempo y que el asunto se resuelva por su propio peso, pero vas a tener que pasar una temporada en un limbo sentimental y no es la opción más honesta.

7 Pide consejo a tus amigas, que te conocen bien. ¿Con cuál se quedarían ellas? Escúchalas, aunque la decisión final es tuya.

8 Si alguno de los dos tiene algún indicio de hombre tóxico, por más que te guste, descártalo inmediatamente.

9 Si alguno de los dos tiene algún indicio de que apuesta por ti y de que además podréis ser amigos, elígelo a él.

Si la elección se pone complicada, no descartes utilizar la moneda al aire, a cara o cruz. Pero recuerda en todo momento que estás tratando con los sentimientos de tres personas, no juegues durante mucho tiempo. En Diario Femenino te ayudamos a entender un poco mejor el amor. ¡Mucha suerte!