El conflicto de las vacaciones: cuando no nos ponemos de acuerdo

¿Playa o montaña?, ¿turismo cultural o de aventura?, ¿extranjero o nacional? No faltan esas relaciones de pareja que se quedan en casa no por falta de medios económicos, sino por falta de acuerdo para las vacaciones. Nos preguntamos qué hacer cuando no nos ponemos de acuerdo con las vacaciones y nos preguntamos por las soluciones a este eterno conflicto de las vacaciones.

El conflicto de las vacaciones en la pareja

Si ya os cuesta poneros de acuerdo con la serie que vais a ver esta noche, no pensarías que elegir las vacaciones iba a ser un camino de rosas, ¿verdad? Una de las discusiones de pareja más frecuentes está relacionada con las vacaciones, lo que no deja de ser sorprendente ya que se trata de ese periodo que supuestamente está pensado para disfrutar a tope.

Pero el concepto de disfrute es relativo y cada uno lo entiende a su manera. Él quiere ir a la playa a pasar todo el día tumbado junto al mar, levantándose cada cierto tiempo para ir al chiringuito a saciar su hambre y su sed. Pero a ti te parece un tiempo precioso desperdiciado porque prefieres visitar alguna ciudad que no conoces y empaparte de su historia, de sus monumentos o de sus costumbres.

O puede que su sueño sea un viaje de aventura al otro lado del globo y tú necesites desconectar del mundo pasando unas semanas en una cabaña en medio de la nada. ¿Cómo ponerse de acuerdo? Tampoco es que haya tantas vacaciones a lo largo del año y hay que aprovecharlas bien. No podemos amargarnos en vacaciones, eso está prohibido.

Cómo solucionar el conflicto de las vacaciones

Así pues, hay que solucionar este conflicto con las vacaciones y llegar a un acuerdo. Y hay varias posibilidades:

+ Cara o cruz. Este es el método de resolución de conflictos empleado por los niños desde tiempos antiguos, pero sigue siendo igual de válido. Tenéis que reducir las posibles elecciones a dos, lanzar una moneda al aire y rezar para que salga cara. Si sale cruz, tendrás que esperar a las próximas vacaciones para salirte con la tuya.

+ Una vez cada uno. Como sois una pareja feliz, estable y duradera, seguramente tendréis más vacaciones juntos y todos sabemos que uno de los secretos de las relaciones es ceder. Este año playa y el año que viene montaña. Tenéis toda la vida por delante.

+ Tú, a Boston, yo a California. O lo que es lo mismo, tú a un lado y yo a otro. Si ninguno de los dos está dispuesto a ceder, si los dos pensáis que la propuesta del otro es desperdiciar un tiempo precioso y sagrado de vacaciones, lo mejor es que vayáis cada uno por su lado. Además, así os libráis de esa maldición de muchas parejas que rompen en vacaciones.

Y tú, ¿qué planes tienes con tu pareja para estas vacaciones?

Puedes leer más artículos similares a El conflicto de las vacaciones: cuando no nos ponemos de acuerdo, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: