¿Por qué hay parejas que rompen después del verano?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hay amores de verano y hay veranos que rompen amores. Muchas relaciones de pareja llegan a su fin al mismo tiempo que el verano y no deja de ser una cuestión sorprendente. Nos preguntamos por qué hay parejas que rompen después del verano cuando supuestamente deberían volver más felices.

El verano que rompe las relaciones de pareja

Te imaginas el verano ideal con unas semanas de vacaciones disfrutando a tope de tu pareja, descansando, viajando o lo que te pida el cuerpo y te permita la economía. Sin embargo, llega el final del verano y descubres que tu relación de pareja está rota. ¿Qué ha pasado? Por qué el verano acaba con el amor.

No podemos echarle la culpa al calor de que muchas relaciones de pareja se rompan a la vuelta de las vacaciones. Los motivos son otros. El principal motivo de ruptura es que el tiempo vacacional te ha permitido descubrir todos los defectos de tu pareja, algunos de ellos intolerables, algo que no podías ver mientras estabas sumida en el ritmo frenético del día a día.

Pero romper con tu pareja tras el verano no es solo una cuestión de descubrimiento del otro, también lo es de descubrimiento interior. En vacaciones tienes más tiempo para ti, para hacer un ejercicio de introspección y detectar qué cosas van mal en tu vida. En este caso, el amor no es como pensabas y el calor te está haciendo reaccionar. Con tanto sol, lo normal es que te quieras quitar la venda de los ojos para disfrutar de la luz.

En ocasiones el verano no provoca una ruptura, sino tan solo una crisis de pareja. Llega septiembre y es hora de renovar el armario, los cuadernos, las matrículas y, por qué no, renovar ese compromiso que tienes adquirido con tu pareja. Puedes intentar solucionar la crisis, prorrogar por un curso más tu relación o puedes iniciar un nuevo curso.

Puedes leer más artículos similares a ¿Por qué hay parejas que rompen después del verano?, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.