7 tipos de amores de verano que tendrás en la vida

No es muy frecuente que una relación de pareja surja de un amor de verano, pero nada es imposible en el amor. Los romances en vacaciones dejan un sabor agridulce por la intensidad de una historia que viene marcada por la temporalidad. Tenemos algunos tipos de amores de verano que habrás tenido en la vida o que deberías tener.

Los intensos amores de verano

Uno de los propósitos más habituales antes de comenzar las vacaciones de verano es: este verano me voy a enamorar. Y no es un propósito difícil de cumplir porque las vacaciones, la montaña, el campo y especialmente la playa son lugares propicios para encontrar el amor. Seguro que ya tienes unos cuantos de estos amores veraniegos en tu lista.

1 El amor de la infancia. La escena típica de la familia que veranea en el pueblo costero o de interior, que poco importa la ubicación, proporciona las también típicas escenas de historias de amor en la infancia. Esos amores de verano inocentes que no pasaron de caminar agarrados de la mano.

2 El primer amor. Suele ser en la adolescencia cuando llega ese primer amor que te despierta los sentidos. Suele ser también en verano, cuando los padres relajan un poco los horarios y las fiestas de verano propician los encuentros y el despliegue de emociones.

3 La historia inolvidable. Es muy frecuente que uno de esos amores de verano se convierta en una historia de amor inolvidable. El final del verano acaba con el romance, pero no con el recuerdo que permanece para siempre en la memoria como señal de que el amor existe.

4 El guiri. El verano cumple una importante función de integración intercultural, por eso en tu historial sentimental de amores de verano no puede faltar un guiri al que descubriste todos los secretos y maravillas del lugar.

5 El misterioso. No falta entre los amores de verano ese hombre misterioso que te volvió loca en tan solo cuatro noches de verano. No sabes de dónde venía ni a dónde iba y desapareció de repente tal y como apareció. Un amor de verano breve pero apasionado de los que no se olvidan.

6 El reincidente. El amor de verano reincidente es la historia que tienes cada verano con el mismo hombre. Os amáis cada verano para hacer cada uno su vida el resto del año. Con el paso de los años se convierte en un amigo con derecho que te garantiza pasar un verano de escándalo.

7 El intento. La tónica general de los amores de verano es que tienen una fecha programada para el final de la historia. Pero hay gente optimista convencida de que este verano han encontrado el amor verdadero y quieren intentarlo de verdad. No se conforman con ser un amor de verano y hacen todo lo posible por cuadrar agendas y vidas. No hay muchas garantías de que un amor de verano dure hasta el invierno, pero seguiremos pensando que el amor lo puede todo.

Puedes leer más artículos similares a 7 tipos de amores de verano que tendrás en la vida, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: