Ideas para huir con estilo de una cita desastrosa

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Tan emocionada estabas por conocer al fin a ese hombre con el que llevas chateando unas semanas, que no vigilaste tus expectativas. Y mira que tus amigas te lo advirtieron, y mira que nosotras te lo advertimos siempre, las primeras citas son una lotería. Y lo mismo pueden acabar entre las sábanas, que en una relación de pareja, que un encuentro para olvidar. Si alguna vez te paso esto último, necesitas tener a mano un plan para huir con estilo de una cita desastrosa. Corre y no mires atrás.

Cómo huir con estilo de una cita desastrosa y ¡no morir en el intento! 

Lo has planeado todo a la perfección, cómo que te has pasado toda la tarde eligiendo el look para aparecer fabulosa en tu primera cita con ese presunto hombre ideal, pero te ha olvidado una cosa: recordar que hasta que no pasan unos meses de enamoramiento, todos los hombres ideales son 'presuntos'. Así que no te emociones, porque la primera cita puede ser terrible.

Y si la primera cita es un desastre, no tienes por qué dar segundas oportunidades, que seguro que no te sobra el tiempo para perderlo. Sacúdete la decepción y utiliza algún plan de huida porque este cita no da para más.

1 Comodín de la llamada. Siempre, en todas tus primeras citas, debes tener un comodín de la llamada. Tu mejor amiga, tu hermana o tu primo te llamarán pasado un tiempo previamente acordado. 20 minutos es suficiente para saber si el hombre con el que has quedado te gusta un poco, te gusta, te gusta mucho o quieres escapar de él.

2 Alergia. No hace falta quedar para cenar, con ir a tomar algo es suficiente para utilizar los aperitivos que os pongan como excusa perfecta e irrefutable para salir corriendo. Te han dado alergia las patatas fritas o los cacahuetes o la mismísima cerveza y no te queda más remedio que irte. A casa o al centro de salud, según la gravedad que quieras imprimir a tu actuación, pero en cualquier caso, te vas sola.

3 Trabajo. A veces sabes que la cita va a ser un desastre al primer golpe de vista, sobre todo cuando te encuentras un hombre totalmente diferente al que aparecía en las fotos. ¿Significa eso que eres una superficial que se fija demasiado en el exterior? No, significa que no te gusta que te mientan. Así que nada más llegar y comprobar su impostura fotográfica, anuncia que te ha surgido un problema de trabajo y que no vas a poder quedarte mucho tiempo, o directamente que te tienes que ir corriendo ya.

4 Excusas. La cita sigue su curso, con las preguntas habituales y ves que no encajáis para nada. Desconecta de su cháchara y elige alguna de las excusas habituales que se inventaron desde tiempos antiguos para estos casos. Un vistazo fugaz a tu móvil y aparecerá como por arte de magia una abuela en el hospital, una prima de parto o un gato en apuros. Y si eres de las que no sabe actuar, siempre estás en tu derecho a no dar explicaciones. 'Nos tomamos una cerveza y me voy'.

5 Voy al baño. Hay un plan de huida que nos presenta algunas dudas éticas, pero que es de lo más habitual. Se trata un ghosting en toda regla y duele, por eso debes utilizarlo únicamente cuando tu cita es claramente un impresentable y te está poniendo de los nervios. Se procede así: recoges tu móvil, tu bolso y tu chaqueta y anuncias que vas al baño. A continuación te levantas, pegas un golpe de melena, te das la vuelta y te vas. Y nunca más volverás. Pero lo dicho, solo como circunstancia extremísima. 

Estas son solo algunas posibilidades de huida, pero cuéntanos cómo huiste tú de aquella cita desastrosa. Sí, esa de la que todavía se habla entre carcajadas en tu círculo de amigas.

Puedes leer más artículos similares a Ideas para huir con estilo de una cita desastrosa, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.