La crisis típica de las parejas después de la boda

Laura Sánchez

Cómo sobrevivir a la primera crisis después de la boda

No debería asustarnos hablar de crisis en las relaciones de pareja ya que siempre suponen una oportunidad para renovarse y hacer las cosas mejor. El problema es que muchas parejas no se esperan la crisis, no la ven venir. Como esa crisis que llega inmediatamente después de la boda. Te contamos los motivos.

Por qué hay crisis después de la boda

Cuando una pareja da el paso del matrimonio, generalmente la fase del enamoramiento ya ha quedado atrás o está dando sus últimos estertores. Es otra etapa del amor, cuando la fogosidad inicial ya se ha pasado y muchos piensan que pueden recuperarlo con una boda. No es así, el enamoramiento nunca vuelve, solo se transforma.

La crisis después de la boda llega por sorpresa y ninguna pareja se la espera. ¿Cómo es posible una crisis de pareja justo en este momento en el que acabamos de dar un paso más para afianzar la relación? Precisamente porque el matrimonio se produce en una etapa de transición en la que no ha habido tiempo para pararse y ver la realidad.

Ya no estáis enamorados como adolescentes, acabáis de casaros y ahora es cuando de verdad empieza la relación de pareja, ahora vais en serio. Y coincide con el momento en que empiezas a descubrir cosas de tu novio que la venda del enamoramiento te impedía ver. Algunas te gustarán, otras te asustarán.

La dificultad que supone adaptarse el uno al otro en una convivencia que ya viene marcada por un 'para siempre' no es fácil cuando las mariposas del estómago están ya muertas y enterradas. Ahora sois dos personas de carne y hueso, con problemas reales, con responsabilidades cotidianas y con vuestras virtudes y defectos al descubierto.