La incapacidad de decir 'te quiero' y otros problemas de la pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuando nunca dices te quiero

Siempre hemos dado por supuesto que las relaciones de pareja se basaban en el amor, la comunicación, la confianza y el respeto, por eso aún nos sorprendemos cuando nos encontramos con uno de esos casos de mutismo en los que la incapacidad de decir 'te quiero' puede abrir una brecha tan grande que acabe destruyendo a la pareja.

La importancia de decir 'te quiero'

Es cierto que el amor hay que demostrarlo con hechos y durante el día a día, pero también es cierto que las palabras ejercen de bálsamo contra cualquier problema. Un 'te quiero' a tiempo puede hacer que te olvides de ese día horrible que has tenido en el trabajo o que te saque una sonrisa en ese día en el que la tristeza te ha ganado la batalla.

Aun sabiendo el poder que contiene un simple 'te quiero' muchas personas son incapaces de regalárselo a su pareja. Algunas de ellas sufren un trastorno llamado alexitimia que supone la incapacidad de expresar sus sentimientos; otras, sencillamente no han sido educadas emocionalmente y se sienten inseguras cuando demuestran su amor.

Este mal que incapacita para decir 'te quiero' aqueja sobre todo a los hombres por una cuestión cultural o por prejuicios que no están dispuestos a vencer incluso siendo bien conscientes de que su mutismo está boicoteando la relación. Y ante ese silencio de amor, la pareja no puede hacer nada más que intentar adivinar ese amor.

Otros problemas de la pareja

Además de la incapacidad de soltar un 'te quiero' hay otros problemas que derivan del escaso valor que algunas personas dan a las emociones. Comportamientos como no apoyar a tu pareja en público, no darle la mano en algunas situaciones o no sacar a relucir sus virtudes tanto en público como en privado pueden hacer que se desgaste la relación mientras se va minando la autoestima de la persona privada de esa demostración de sentimientos.

Las demostraciones de amor no sirven de nada si no las recibe la persona interesada. Por eso desde aquí insistimos en que mostrar amor hacia una persona no es de débiles porque el amor no está hecho para cobardes, sino para personas que se atreven a vivir con el corazón. Y esperamos que esta reflexión llegue a oídos de todos esos hombres que nunca se enamoran porque son los más duros del lugar.