Me he acostado con mi jefe, ¿qué hago?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Qué pasa si te acuestas con el jefe

A veces las relaciones de pareja se complican hasta extremos en los que se hace muy difícil seguir adelante. Todas esas relaciones sexuales o sentimentales que surgen en el entorno laboral están rodeadas de un componente secreto que las hace aún más excitantes. Y algunas acaban mal y otras peor. Si te has acostado con tu jefe, es seguro que vas a llevarte más de un desvelo. Te contamos qué hacer.

Acostarse con el jefe; evaluando la situación

Las relaciones sexuales en el trabajo son más frecuentes de lo que uno se atreve a reconocer. Por una cuestión de personal, tienes más probabilidades de acostarte con un compañero de trabajo que con tu jefe, pero a veces pasa. Pasa que no te puedes resistir a ese jefe que parece sacado de una novela erótica y un día te dejas llevar por tus ganas. Lo entendemos, pero ¿ahora qué?

Lo que puede pasar a partir de aquí varía según la situación personal del jefe y tuya. Debes analizar si vuestro escarceo implica infidelidad por alguna de las partes, si él está casado, si tú te has enamorado de tu jefe, si tu jefe quiere un rollo o siente algo más por ti, si las normas de la empresa permiten que surja el amor entre el personal...como ves son demasiados factores a tener en cuenta.

Y es que acostarse con el jefe puede ser un gran error a nivel laboral y también a nivel sentimental. En el mejor de los casos, tu jefe apostará por ti, pero no inmediatamente y te verás envuelta en una historia de amor secreta como si fueras una fugitiva o estuvieras haciendo algo malo. No es fácil llevar una relación secreta con tu jefe al que ves todos los días en el trabajo y fuera de él.

Pero en realidad no puedes hacer nada ante esta situación si él te gusta de verdad. La recomendación es que si solo se trata de un rollo o de un calentón de un día concreto, no sigas adelante porque los asuntos con el jefe pueden volverse en tu contra. En cambio, si le quieres, no puedes hacer más que coger aire, fuerzas y seguir adelante con vuestra historia.