Mujeres y hombres: a rey muerto, rey puesto, ¿a quién se le da mejor?

La teoría sobre las relaciones de pareja nos indica que no debemos empezar una relación sin haber superado a nuestra pareja anterior. Sin embargo, el refranero está lleno de remedios para superar las rupturas del estilo de "la mancha de mora, con otra mora se quita" o "a rey muerto, rey puesto". Como mujeres y hombres somos tan diferentes nos preguntamos a quién se le da mejor la práctica de "a rey muerto, rey puesto".

Mujeres y hombres a la búsqueda de una nueva pareja

Si le preguntas a un hombre quién ejerce mejor la propuesta de "a rey muerto, rey puesto", te dirá que las mujeres. Sin lugar a dudas. Y viceversa. Porque una mujer te dirá que los hombres se dan más prisa en empezar una nueva relación. No hay acuerdo en este asunto, como en tantos otros que rodean las relaciones entre mujeres y hombres.

Con un poco de perspectiva podemos llegar a la conclusión de que los hombres, por aquello de que no examinan tanto sus sentimientos, ni analizan comportamientos ni se ocupan tanto de su desarrollo interior, se lo piensan menos a la hora de empezar una nueva relación. En cambio, las mujeres somos conscientes de que ha de pasar un tiempo antes de que se curen las heridas de la anterior relación.

Una mujer sabe que no está lista para sustituir a su exnovio antes de haber superado la ruptura. Si aún sigue enviándole whatsapps melancólicos, si aún cotillea sus fotos en Facebook o si aún busca indicaciones de su estado de ánimo en su cuenta de Twitter, sabe que aún no ha llegado el momento de volverse a enamorar.

La eficacia del a rey muerto, rey puesto

Por su parte un hombre tiene menos miramientos hacia las heridas sin cerrar. Con esa habilidad que tienen para esconder los problemas bajo la alfombra, es más fácil obviar la realidad y fantasear con que ya ha olvidado a su exnovia y puede volver a ilusionarse con un nuevo amor. O con una nueva conquista, que al fin y al cabo es lo que más interesa a un hombre: el proceso de conquista.

En muchas ocasiones, esta práctica conocida como "a rey muerto, rey puesto" tiene un objetivo muy claro. Nada mejor que pasearte con sonrisa radiante y del brazo de un bellezón para vengarte del daño que te hizo tu ex. Y esto es aplicable tanto a mujeres como a hombres. Podemos reconocer que no estamos ante un gesto de envidiable dignidad y honestidad, pero todo vale para superar cuanto antes una ruptura.

La eficacia de poner un rey inmediatamente después de morir el anterior es más que dudosa cuando hablamos de relaciones estables. Lógicamente, entregarte a otra persona, compartir proyectos e ilusiones y plantearte una convivencia no es aconsejable si aún no has curado las heridas. Sin embargo, sí resulta muy efectivo para amores esporádicos que te reactiven y eviten que te quedes hundida en una pena de amor.

Puedes leer más artículos similares a Mujeres y hombres: a rey muerto, rey puesto, ¿a quién se le da mejor?, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: