Mujeres y hombres: ¿eres incompatible con tu pareja? Descúbrelo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Incompatibilidad de caracteres o falta de amor? Bienvenidas al mundo de la delgada línea que separa a una pareja con futuro de una relación tormentosa abocada al fracaso. Lo cierto es que mujeres y hombres resultan incompatibles en un sinfín de ocasiones. Pero el amor no deja de sorprendernos y convertir esas diferencias en un refuerzo de la relación. Una pareja diferente no es lo mismo que una pareja incompatible.

Parejas incompatibles

Lo malo que tiene el amor es que es ciego. Y a veces sordo. Por eso cuando nos enamoramos vemos delante al hombre perfecto. A veces incluso nos enamoramos porque es tan diferente de nosotras que nos sentimos complementadas. Ese novio tan sociable compensaba con creces nuestra timidez o, al revés, el novio reflexivo que neutralizaba los efectos de nuestro exceso de naturalidad.

Luego, cuando todo pasa, cuando las mariposas del estómago se nos atragantan, la convivencia nos va mostrando a una persona diferente. Tan diferente que resulta incompatible, tan diferente que no comparte nuestra escala de valores, que planea un futuro muy alejado del nuestro o, simplemente que su carácter choca frontalmente con el nuestro y resulta imposible la convivencia.

La incompatibilidad en la pareja es algo difícil de determinar porque nos gusta apostar por el amor. Nos gusta pensar que el amor todo lo puede y que podremos salvar nuestras diferencias. En efecto, el amor junto con el respeto es lo que salva las diferencias en una relación. Pero nada podemos hacer si esas diferencias se hacen irreconciliables.

Parejas diferentes pero no incompatibles

Y es que no es lo mismo una pareja incompatible que una pareja diferente. Una pareja diferente se enriquece, aunque puedan surgir malentendidos algunas veces. A ti te gusta pasar los fines de semana en el campo y él es un urbanita irremediable; él adora el cine de autor y tú te vuelves loca por las series de moda; él necesita estar rodeado de gente y tú tienes fobia social... todas estas diferencias pueden enriquecer a la pareja siempre y cuando haya respeto, tolerancia y comprensión de por medio.

Pero ni siquiera el amor podrá evitar que se rompa una pareja incompatible, si él quiere tener familia numerosa y tú no estás dispuesta a ser madre; si para ti lo más importante es el trabajo y para él en cambio lo es la familia; si tenéis diferentes conceptos de lo que es el respeto o la educación; si no puedes soportar su comportamiento en público o si él no te valora como te mereces.

La pregunta que nos hacemos es ¿cómo distinguir una pareja incompatible de una pareja diferente? No es fácil, pero podemos hacernos una idea si en alguna ocasión hemos deseado que nuestra pareja cambie, que no sea como es, ya que su actitud, su comportamiento o su ideología nos resulta inaguantable. Ni se puede cambiar a un hombre ni sería honesto intentarlo. Así que si estás esperando un cambio de este tipo en tu pareja, tal vez sea mejor que os reconozcáis como una pareja incompatible.