Qué tipo de hombre no deberías conocer jamás

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Una cosa poner fin a una relación de pareja porque no funciona y otra cosa es terminar con una relación que te está destrozando la vida. En el amor cometemos errores continuamente y de todos podemos aprender. Sin embargo, hay un tipo de hombre que no deberías conocer jamás porque solo te aportará dolor.

El tipo de hombre que sobra en tu vida

Hay muchos tipos de hombres que deberías evitar. Se nos ocurre el celoso, el dominante, el egocéntrico, el Peter Pan, el Guadiana, el perro del hortelano, el chulito o el machista. Pero de todos ellos puedes aprender algo una vez cometido el error y tampoco pasa nada. Solo un borrón en tu expediente amoroso.

Probablemente tengas muchas parejas antes de la definitiva, algunas te harán más daño que otras. Unas cuantas se romperán porque en realidad no era amor y otras porque os descubriréis incompatibles en la convivencia. Y de todas ellas vas anotando lo que te han aportado para bien o para mal. Pero hay un tipo de hombre que es mejor no conocer jamás.

Es el hombre con el que tienes una relación tóxica y no te das cuenta del carácter de la relación hasta que ya es demasiado tarde. Es el tipo de hombre manipulador que no se enamora de ti, sino de lo que él necesita que seas y te va moldeando a su antojo a base de chantaje emocional y de pisotear tu autoestima.

Este tipo de hombre es como un vampiro emocional que además de dejarte sin tu esencia, roba tus sueños restándoles importancia. También te resta importancia a ti, no te valora, no le interesa tu personalidad y es incapaz de ver tus cualidades. Ese hombre intentará borrar tu forma de ser sin que te des ni cuenta y un buen día te encontrarás perdida siendo una sombra de lo que fuiste. Ese hombre algún día romperá contigo y, aunque te parezca imposible, superarás esa ruptura. Pero sería mucho mejor que no llegases a conocerle jamás.