10 tipos de hombres que tienes que evitar para ser feliz

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

El éxito de la relación de pareja depende en buena medida de la elección que hagamos del sujeto con el que pretendemos compartir nuestra vida. Y muchas veces nos equivocamos. Tenemos 10 tipos de hombres que tienes que evitar para ser feliz, aunque aún hay más.

Estos son los hombres que debes evitar

Hacemos revisión en nuestro expediente sentimental y nos damos cuenta de que hemos cometido errores en la elección del personaje a amar. Por eso queremos hacer una lista de hombres a evitar y grabarla a fuego en la memoria. Que no se repitan los errores.

1 El machista. Sabemos que es difícil sortear el machismo y encontrar un compañero de vida que no tenga algún rastro machista. Pero conviene bajar al mínimo el límite de tolerancia de comportamientos machistas.

2 El controlador. Te llama a todas horas, necesita saber dónde estás y con quién estás. Te organiza los horarios, te planea al milímetro los fines de semana y si te descuidas, decide por ti lo que vas a comer toda la semana.

3 El celoso. No nos cansaremos de repetir que los celos son peligros, que no aportan nada positivo en la relación y que en ningún caso son muestra de amor como algunos quieren hacernos creer.

4 El Peter Pan. También le puedes llamar niñato, que estamos entre amigas. Ese Peter Pan que se niega a madurar no es que no sirva para pareja, es que tampoco es bueno ni para un revolcón.

5 El sabelotodo. Él todo lo sabe y por eso te lo explica a ti todo, con paciencia, con aires de superioridad y como haciéndote un favor.

6 El fantasma. No se trata de la categoría de hombres que desaparecen sin una explicación, que esos son otros. El fantasma es ese ser narcisista y egocéntrico que pregona lo maravilloso que es en todos los ámbitos de la vida.

7 El pegajoso. El señor pegajoso sueña con formar una pareja de siameses para no despegarse jamás. Tu independencia está en grave peligro con este tipo de hombre.

8 El mentiroso. No sabes por qué razón te miente, porque no le has pedido explicaciones de nada. Y esto no tiene que acabar necesariamente en una infidelidad, sino en una locura de conversaciones en las que no sabes qué parte es mentira y qué parte es realidad.

9 El sufrido. Él sufre mucho, por lo que dices, por lo que haces, por lo que callas, por lo que no haces, sufre por todo y además es culpa tuya. Los reproches no tardan en aparecer.

10 El manipulador. No sabes cómo ni por qué pero siempre acabas haciendo lo que él quiere. Cuidado con la manipulación porque no ocurre únicamente en las relaciones de pareja, también pasa con los amigos y algo más.