¿Romper con tu pareja sin hacerle daño? ¡Se puede intentar!

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Tardarás o menos tiempo en reconocer que tu relación de pareja va mal. Y tardarás más o menos tiempo en decidir romper la relación. Tal vez en todo ese tiempo intentes que las cosas mejoren entre vosotros. Y tal vez, solo tal vez, eres tú la única persona de la pareja que se está dando cuenta de lo que pasa. Nos preguntamos cuál es la mejor manera de romper con tu pareja de toda la vida.

Lo que debes tener en cuenta a la hora de romper con tu pareja

No es un rollo, tampoco es un novio con el que llevas saliendo unos meses y compruebas que en cuanto se ha pasado la emoción del principio no hay más donde rascar. Es tu novio de toda la vida y se merece un final decente. Es decir, con tu pareja de toda la vida no valen ese tipo de rupturas horribles tan de moda como el ghosting o un Whatsapp diciéndole que se acabó.

Tu pareja de toda la vida es una persona con la que pensabas pasar el resto de tu vida, se merece algo mejor. ¿Seguir adelante con la relación aunque ya no sientas amor? No, en absoluto. Se merece toda tu honestidad a la hora de poner fin a una relación que no tiene sentido. Honestidad, sinceridad y claridad, pero con tacto, sin hacer daño. ¿Es posible romper con tu pareja sin hacerle daño?

Como el asunto va de sinceridad, lo cierto es que no hay forma humana posible de romper con tu pareja de toda la vida sin hacerle daño, sobre todo si tu pareja ha estado viviendo los últimos meses en su mundo particular, sosteniendo una relación por inercia sin darse cuenta de lo que estaba ocurriendo. O puede que tengas suerte y por una de esas carambolas de la vida, tu pareja se encuentre en la misma situación y la ruptura sea un alivio para ambos. Pero mucha fuerza, porque la vas a necesitar a la hora de romper con tu pareja de toda la vida.

Cómo romper con tu pareja de toda la vida

Ya lo has tenido todo en cuenta, has sopesado los pros y los contras, has sido honesta contigo y con el universo entero, pero sigues sin saber cómo hacerlo. La teoría te la sabes y quieres romper con tu pareja de toda la vida de la mejor manera. ¿Cómo se hace eso? ¿Cómo se pone fin a una pareja de larga duración?

+ Hablando. Este tipo de rupturas requiere comunicación. Aunque en vuestra pareja no estuvierais acostumbrados a practicarla, la comunicación es el único medio posible para romper con tu novio de toda la vida minimizando los daños. Así que si no la has usado hasta ahora, ha llegado el momento.

+ Tenemos que hablar. La dichosa frase ‘tenemos que hablar’ es tan denostada como efectiva. Muchas personas no son partidarias de utilizarla, pero resulta muy eficaz porque prepara a la otra persona para lo peor.

+ Cara a cara. Por supuesto esta ruptura con una pareja de toda la vida se hace cara a cara. Nada de llamada de teléfono, mensajes o correos electrónicos explicando tus motivos de ruptura. No, poner fin a una historia de amor es de valientes. Tú lo tienes claro y debes dejárselo bien claro a tu pareja.

+ Contundencia. La conversación de ruptura requiere contundencia. No des falsas esperanzas de una posible reconciliación utilizando frases como ‘vamos a darnos un tiempo’ o dejando caer que todo es posible en un futuro, que quién sabe. La decisión está tomada y no hay vuelta atrás.

+ Rapidez. No alargues demasiado la conversación, dando vueltas o diciendo ambigüedades. Esto cuanto antes se haga, mejor. El anuncio de ‘tenemos que hablar’ ya es una buena introducción, así que ve al grano. Vuestra relación no tiene sentido y quieres dejarlo. No es fácil, pero sí es claro. Y también debe ser rápido.

+ Preparativos. Puedes prepararte tu breve discurso previamente para decirlo con más seguridad, pero solo la parte en la que le dices que vuestra historia de amor ha llegado a su fin, porque a partir de ahí, toca improvisar dependiendo de la reacción de tu pareja.

+ Reacciones. Lo ideal sería que tu pareja aceptara tu decisión, sin dramas, sin conmoción, sin confusión, sin ira, sin reproches… pero no suele ocurrir, no podemos engañarnos. Así que prepárate para cualquier reacción de tu pareja con una sola respuesta: manteniéndote firme en tu decisión de romper.

Puedes leer más artículos similares a ¿Romper con tu pareja sin hacerle daño? ¡Se puede intentar!, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.