Segundas nupcias: no cometas los mismos errores

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

A lo mejor no lo recuerdas bien, pero la primera vez que te casaste lo hiciste pensando que era para toda la vida. Luego la relación de pareja no funcionó como esperabas y el asunto acabó en divorcio. ¿Te atreves a casarte de nuevo? Por supuesto que te atreverás porque si en tus segundas nupcias no cometes los mismos errores, seguro que esta vez sí es para siempre.

Qué errores no cometer en tu segundo matrimonio

No tenemos la fórmula mágica para hacer que las parejas funcionen, así que solo nos queda apelar a la experiencia que vamos acumulando a base de errores sentimentales. Que te hayas divorciado una vez no quiere decir que todos tus matrimonios vayan a acabar de la misma manera, así que no tengas miedo a unas segundas nupcias. Eso sí, esta vez no cometas los mismos errores.

1 Hombres. El motivo por el que te convertiste en una mujer divorciada es porque elegiste al hombre equivocado, esa es la realidad. Así que si vas a volver a casarte procura ser más certera. Solo si encuentras un hombre que te quiera, te respete, te admire y te valore puedes dar el sí quiero otra vez.

2 Boda. Como novia primeriza, seguramente te dejaste aconsejar en la organización de tu boda por la gente que te rodea y es muy posible que te quedaras con las ganas de algún detalle especial. Esta vez tú eres la experta, así que organiza tu boda a tu estilo sin escuchar a nadie más.

3 Suegra. Si el primer motivo de divorcio es no haber elegido bien al hombre con el que te casabas, el segundo motivo es tener una suegra maligna. No puedes elegir a tu suegra, pero sí puedes marcar las distancias con esta nueva suegra si no quieres volver a sufrir intromisiones en la pareja.

4 Renuncias. Ahora que eres más sabia y más divorciada te habrás dado cuenta de que es muy peligroso apostarlo todo en el amor. Vigila lo que renuncias con este nuevo matrimonio y no lo dejes todo por ese hombre, porque mantener tu independencia no quiere decir que no le quieras con locura.

5 Expectativas. Puedes divorciarte, puedes volver a enamorarte y puedes volver a casarte, pero debes cambiar de expectativas. No es cuestión que el día de tu segunda boda le recuerdes al oficiante de la ceremonia que tal vez la relación no sea para siempre, pero procura dejar un 'por si acaso' en un rincón de tu cabeza para que en caso de error, no lo pierdas todo.

Puedes leer más artículos similares a Segundas nupcias: no cometas los mismos errores, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.