El secreto para hacer un hipopresivo perfecto

Respiración y posturas para hipopresivos

Napoleón Fernandez

El secreto para hacer un hipopresivo perfecto

Los hipopresivos son tendencia. Son muchas las famosas que se han sumado a la moda de practicar hipopresivos para recuperar la figura tras el post parto o para poder lucir unos bonitos abdominales, pero los beneficios de los hipopresivos son muchos más: son perfectos para combatir el dolor de regla, para chicas que sufren vaginismo, para aquellas que padecen fuertes dolores de regla... Pero, ¿sabes cómo realizar un correcto hipopresivo? ¿cómo tiene que ser la respiración? ¿qué postura es la más correcta?  

Cómo hacer el hipopresivo correctamente

Hemos hablado con Caroline Correia, fisioterapeuta especialista en suelo pélvico, para que nos explique cómo realizar un buen hipopresivo teniendo en cuenta la respiración y la postura. 

+ Respiración en los hipopresivos

El secreto para hacer un hipopresivo perfecto

En la realización de un buen hipopresivo es importante la respiración. Dicha respiración debe ser acompasada, para realiza tres ciclos respiratorios: inspira por la nariz y suelta por la boca; vuelve a coger el aire y expulsa de nuevo por la boca. En este último, echa todo el aire por la boca y haz una exhalación total en la que vaciarás los pulmones y te quedarás con las costillas abiertas.

Ahora, imagina que alguien te quiere tapar la boca y la nariz y tú quieres coger el aire, entonces haz el mecanismo de llevar las costillas hacia fuera sin dejar que el aire pase. Consejo: cuando hagas la exhalación, intenta no contraer el abdomen.  

+ Postura en los hipopresivos

El secreto para hacer un hipopresivo perfecto

Como nos comenta Caroline Correia, es esencial adoptar una correcta postura durante los hipopresivos, porque son ejercicios de re-educación postural. Durante los hipopresivos, sitúa los hombros lejos de las orejas. Intenta tener siempre la sensación de que hay una línea recta que va desde el sacro a la nuca y mantén esa línea lo más estirada que puedas. Si tienes dudas, imagina que te pones un libro en la cabeza y que tienes que llevarlo lo más lejos que puedas del glúteo.

Ahora, lleva tus codos hacia atrás. No importa la postura en la que estés, de pie, sentada o tumbada, tira de los codos. Evita también las basculaciones de pelvis y sitúa esta siempre en el centro. Es importante que durante la respiración no tires de la pelvis, porque eso hará que pierdas la postura. Por último, las piernas deben de estar separadas a la anchura de la cadera. 

Si tienes alguna duda, aquí te dejamos un vídeo donde Caroline Correia te enseña a hacer un hipopresivo correctamente.