7 Hábitos diarios que ensucian tu pelo

El tipo de champú influye en la salud de tu cabello

Lidia Nieto

Tanto si llevas el pelo corto, como si luces una media melena o si lo tienes largo quieres que este luzca sano y brillante todos los días. Pero hay hábitos (malos hábitos) que hacen que tu cabello se ensucie y tenga un aspecto bastante feo. Y ya que no podemos hacer mucho para reducir las tasas de de contaminación o el nivel de cloro de las piscinas, circunstancias que dañan la salud de nuestra melena, cambiemos estas malas rutinas para tener un pelo radiante. 

¿Cuáles son esos hábitos que ensucian tu pelo?

+ Tu champú

Cada tipo de pelo -teñido, graso o seco- necesita un champú acorde a sus características. Un producto que no sea apropiado para nuestro tipo de pelo lo único que puede hacer es dañarlo. En el caso de que tú tengas ya de por sí un pelo graso debes evitar los champús extra hidratantes y optar por uno de ph neutro. 

+ Suavizantes de pelo

Hay gente con el pelo graso que evita los acondicionadores, pero no es esa la cuestión. Tienes que usar este tipo de productos, pero debes saber cómo aplicarlo. Te lo contamos: nunca debes echártelo en la raíz, solo a partir de la mitad de tu cabello y siempre en dirección hacia abajo. En cuanto a las mascarillas de pelo, no utilizarlas a diario, pero sí una vez a la semana. 

+ Temperatura del agua

¿Fría, caliente o templada? Caliente, siempre caliente, porque arrastra mucho mejor la suciedad y, por tanto, la grasa. Pero eso sí, si quieres aportarle más brillo a tu melena, el último lavado que sea con agua fría. 

+ Dormir con el pelo suelto

Muchas veces, para estar más tranquilas o relajadas, solemos acostarnos con el pelo suelto y así no levantarnos al día siguiente con la marca del coletero... ¡Error! Si quieres evitar que tu pelo se ensucie, lo recomendable es hacerte una coleta o una trenza. 

+ Estado de las sábanas

¿Cada cuánto cambias las sábanas o las toallas? La respuesta te la damos nosotras: las sábanas, una vez a la semana, y las toallas, después de tres o cuatro usos. De esta manera, protegerás a tu cabello del sebo capilar que cada noche transmite y deja impregnado en las fundas de almohadas o en las sábanas. 

+ Los cepillos

Si el estado de tus cepillos no es el óptimo, lo mejor es tirarlos. Unos cepillos sucios y llenos de grasa acumulada lo único que van a hacer es estropear tu preciosa melena. Según el tipo de cepillo o peine que utilices, tendrás que limpiarlos de una manera u otra; pero si no hay solución o te da pereza, cámbialos y ya está. 

+ Tocarte continuamente el pelo

Para las personas nerviosas es algo que les puede costar mucho dejarlo, pero debes saber que estar todo el rato recogiéndose y soltándose el pelo no hace más que ensuciarlo más, lo mismo estar tocándoselo (¿No te has dado cuenta de que el flequillo es la parte de tu cabello que más grasa aculuma?). Por otro lado, cepillarlo con un peine en buen estado todos los días es otra garantía de pelo sano y sin grasa, pero ojo siempre de la mitad hacia abajo (en la raíz es donde más grasa se aculuma).