Cómo evitar las arrugas con el corrector de ojeras

Disimular las ojeras sin acentuar tus marcas

María José Roldán Prieto

Cuando se tienen ojeras es imprescindible aprender a ocultarlas para poder mantener un rostro mucho más saludable que si no se hiciera. Una de las formas más habituales que existe para disimular las ojeras de forma inmediata pero temporal es hacerlo con el corrector de ojeras.

En ocasiones es peor porque si no se evitan las arrugas el efecto del corrector de ojeras puede ser mucho más antiestético que si no te hubieras puesto nada. Pero si se saben algunos trucos para evitar que esto ocurra, entonces todo marchará bien y no habrá problema, por lo que podrás usar tu corrector sin miedo a que se vean arrugas. 

Tendrás que evitar que el corrector quede apelmazado en tu rostro porque si lo haces será seguro que las líneas finas y las arrugas se resaltarán. Pero hay técnicas para evitar que esto ocurra, así podrás mantener tu aspecto fresco y rejuvenecido.

Lo primero que tendrás que tener en cuenta es que tendrás que tener la zona de las ojeras bien hidratada todo el tiempo, así tendrás la piel más flexible y el corrector se adherirá mucho mejor a tu piel. Para tener la piel hidratada podrás echarte por las noches una crema hidratante exclusiva para esta zona de los ojos, y de nuevo 10 minutos antes de maquillarte.

Stop a las arrugas con el corrector de ojeras 

Después de tener la zona bien hidratada tendrás que escoger el tono adecuado para poner en tus ojeras y que las cubra en su totalidad. Pero además, para evitar las arrugas tendrás que escoger la textura que mejor vaya con tu piel. Te aconsejo que escojas una textura cremosa y que optes por uno o dos tonos de corrector más claros respecto a tu color de piel, deberás fijarte que aclare lo suficiente.

Si tienes unas ojeras demasiado oscuras puedes optar por aplicarte un corrector amarillo o de color melocotón para poder contrarrestar el tono verde-morado de tus ojeras. Si es necesario aplica varias capas pero no te olvides de dejar que el producto se seque antes de aplicar una nueva capa. 

Para aplicar bien el corrector de ojeras y que no queden arrugas, olvídate de hacerlo con el dedo y hazlo usando un pequeño cepillo para corrector. Tendrás que empezar en la parte más oscura de la zona de debajo de los ojos y dar pequeños toques, si es necesario puedes ayudarte con tu dedo anular pero solo como una ayuda. Después de todo y para sellar el trabajo realizado tendrás que usar polvos translúcidos de color amarillo o blanco como toque final.

Verás, que si te aplicas el corrector de esta manera podrás evitar las arrugas en tus ojeras.