Cómo maquillarse el cuello: no caigas en el efecto careta

Andrea Collantes

Uno de los errores más comunes y antiestéticos del maquillaje es lo que se conoce como el efecto máscara. Éste puede ocurrir porque apliquemos un tono de base de maquillaje que no se corresponde con el de nuestra piel, o porque nos olvidemos de prolongar el difuminado de la base hacia el cuello y las orejas.

Para que nuestro maquillaje luzca natural, es crucial que cuando vayamos a comprar la base de maquillaje, la probemos en nuestro rostro e incluso salgamos a la calle para ver su efecto a la luz del día. Si buscamos un maquillaje favorecedor, hemos de elegir una base que sea del mismo tono que el de nuestra piel.

Trucos para maquillar y estilizar el cuello

Siempre que apliquemos la base de maquillaje nunca debe cortarse en la línea del mentón, si no que debemos prolongarla por el cuello hasta que se funda perfectamente con la piel.

Para aquellas que tengan el cuello ancho, podemos corregirlo aplicando polvos bronceadores mate uno o dos tonos más oscuros que nuestra piel en los lados, y un corrector más claro o iluminador en la parte central.

Si te gustaría disimular un poco la papada, los colores oscuros ayudarán a crear un efecto visual de ocultamiento haciendo que ésta no sea tan notable.

Para esconder las arruguitas que tengamos por el cuello, podemos hacerlo con los polvos bronceadores después de haber aplicado la base de maquillaje.

Recuerda que una de las claves de todo buen maquillaje es difuminarlo correctamente si no lo hacemos el efecto será de lo más artificial.

Puedes leer más artículos similares a Cómo maquillarse el cuello: no caigas en el efecto careta, en la categoría de Maquillaje en Diario Femenino.