Carcinoma epidermoide de piel: qué es y cómo tratarlo

María José Roldán Prieto

Qué es un carcinoma epidermoide de piel

El carcinoma epidermoide de piel es el cáncer más común que existe en la piel y suelen padecerlo más hombres que mujeres. Se desarrolla en las células escamosas delgadas y planas que forman la capa externa de la piel. El carcinoma epidermoide por lo general no es totalmente mortal pero puede ser muy agresivo en algunos casos. Sin tratamiento el carcinoma puede crecer o diseminarse a otras partes del cuerpo pudiendo causar complicaciones muy serias.  

Qué es el cáncer epidermoide de piel

Este cáncer de piel suele ser el resultado de una exposición prolongada a la radiación ultravioleta (UV) ya sea de la luz solar o de las cabinas de bronceado. Es muy importante evitar la luz ultravioleta para reducir el riesgo de carcinoma epidermoide de piel y otras formas de cáncer. Las células escamosas se encuentran en muchos lugares del cuerpo y el carcinoma de células escamosas o carcinoma epidermoide de piel pueden ocurrir en cualquier lugar donde se encuentren estas células. Los síntomas que incluye puede ser la aparición de un nódulo rojo, un dolor en la corteza de la piel, llagas o área levantadas, úlceras en la piel, parches escamosos que pueden evolucionar a heridas abiertas, etc. Pero, ¿hay forma de tratarlo?

Tratamientos para el cáncer epidermoide en tu piel

Cuando el médico ya ha podido diagnosticar que realmente se trata de un carcinoma epidermoide de piel, pasará a hablarte de los posibles tratamientos a los que te puedes someter. Los tratamientos pueden incluir:

- Electrodesecación y curetaje. Este tratamiento consiste en extraer la superficie del cáncer de piel con un instrumento de raspado y luego con un abrasador con una aguja eléctrica. Este tratamiento se utiliza para los pequeños cánceres que se muestran como manchas cancerosas.

- Terapia con láser. Un haz de luz intenso vaporiza el crecimiento del cáncer haciendo algo de daño al tejido circundante con poco riesgo de sangrado, inflamación o cicatrización. Esta opción es adecuada para las lesiones superficiales.

- Escisión simple. En este procedimiento el médico corta el tejido canceroso y puede recomendar la eliminación de la piel normal adicional alrededor del tumor en algunos casos con una escisión más amplia. Para que no haya mucha cicatriz es necesario consultar a un médico experto en la reconstrucción de la piel.

- La cirugía de Mohs. Durante la cirugía de Mohs el médico remueve la capa de cáncer capa por cama examinando cada capa bajo el microscopio hasta que no quedan células anormales. 

- Radioterapia. La radioterapia utiliza rayos de alta energía como los rayos X para destruir las células cancerosas. Es una opción de tratamiento para tumores más profundos que tienen riesgo de volver a parecer después de la cirugía.

Puedes leer más artículos similares a Carcinoma epidermoide de piel: qué es y cómo tratarlo, en la categoría de Piel en Diario Femenino.