Los problemas de la depilación con láser según la piel

María José Roldán Prieto

Peligros de la depilación con láser

Si estás cansada de los métodos de depilación tradicionales porque duelen o porque sale el vello demasiado pronto, es posible que te estés planteando la depilación con láser para acabar con el molesto vello para siempre y poder tener un cuerpo libre de pelos.

La depilación puede ser un método bastante atractivo para acabar con las sesiones interminables de depilación en casa o en el centro de belleza, aunque también puede ser un método algo costoso. Debes tener en cuenta que la depilación con láser puede traerte problemas según la piel que tengas y no sólo son cicatrices.

Los problemas de depilación con láser según tu piel

Habitualmente si tienes una piel fuerte y resistente no tendría por qué darte problemas, por lo que si tienes la piel media u oscura lo más probable es que no encuentres muchos problemas en la depilación láser que no estén dentro de lo habitual –como un poco de hinchazón y enrojecimiento temporal-. Pero si tienes la piel sensible la cosa cambia y entonces sí que podrías tener algún tipo de problemas a causa de la depilación con láser.

Los efectos secundarios más comunes suelen ser leves, temporales y durante entre 1 y 3 días. Esto incluirá malestar en la zona tratada, hinchazón y enrojecimiento. Pero existen otros efectos secundarios que pueden ser más o menos frecuentes si tienes la piel demasiado sensible. Estos efectos incluyen: ampollas, herpes, infecciones, mala cicatrización y manchas claras u oscuras en la piel.

Con un tratamiento adecuado el color de la piel y la piel puede volver a la normalidad. Algunos cambios en el color de la piel, sin embargo, pueden ser permanentes. Es por este motivo que si quieres depilarte con láser tendrás que acudir a un médico experto y profesional en tratamientos con láser porque tendrá un conocimiento profundo de la piel y además te hará pruebas para saber si realmente puede llevar a cabo contigo este tipo de tratamiento. Es necesario que sigas las instrucciones del dermatólogo en todo momento.