Piel sensible: Cómo lavar la ropa para que no te haga daño

Si tienes la piel sensible, debes tener en cuenta esto al poner la lavadora

Piel sensible: Cómo lavar la ropa para que no te haga daño

¿Qué tienes en cuenta cuando pones la lavadora? Si tú o alguien de tu casa tiene la piel sensible, no solo debes prestar atención a la temperatura y al programa que escoges. Seguro que ya conoces la importancia de escoger tejidos naturales que respeten la piel, pero debes saber que un lavado incorrecto de las prendas puede provocar que tus problemas de la piel se intensifiquen tras usarlas. Te hablamos sobre cómo lavar la ropa para que no te haga daño a la piel.

Cómo lavar la ropa en caso de piel sensible

El detergente y el suavizante para la piel sensible

Escoger un buen detergente y suavizante de lavadora es vital para que la piel no sufra con la prenda. Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral, nos recalca la importancia de elegir jabones suaves y utilizarlos en poca cantidad. Cíñete a la información que podrás encontrar en las etiquetas interiores de las prendas para no utilizar más jabón de la cuenta.

Además, es conveniente que utilices alguno de los productos hipoalergénicos que podrás encontrar en los supermercados. También existen otros que tienden a ser menos perjudiciales para la piel puesto que utilizan componentes menos agresivos. Intenta usar detergentes y suavizantes sin perfume ni pigmentos. Por último, evita poner más ropa de la cuenta en la lavadora porque si la sobrecargas, el detergente no podrá eliminar todas las bacterias y gérmenes.

Aprende cómo lavar la ropa para que no te haga daño

La clave del aclarado

Un perfecto enjuague de las prendas es muy importante para aquellas personas que tengan la piel sensible porque los restos de detergente y suavizante pueden dañar la piel. Además, como nos apunta el doctor Sánchez Viera, “la falta de un buen aclarado pueden dejar restos de los productos en los tejidos al secarse y provocar reacciones”.  

Algunos modelos de lavadoras utilizan poca agua durante esta parte del lavado para ahorrar energía. En estos casos, es importante hacer un aclarado adicional para asegurarnos de que la ropa sale en perfecto estado. Además, un mal aclarado también podría acabar repercutiendo en el aspecto de tus prendas a largo plazo.

Lava la ropa antes de estrenarla

Si tu piel sensible suele sufrir reacciones alérgicas, debes lavar la ropa antes de ponértela por primera vez. En algunas ocasiones, las prendas tienen algunas sustancias para que su acabado en las tiendas parezca más vistoso, y esto puede hacerte daño. El tinte extra, por ejemplo, puede causar diferentes reacciones alérgicas. Además, no sabes quién se la ha probado antes, si ha pasado mucho tiempo en el suelo o si está sucio el lugar en el que la almacenan.

En el caso de la ropa del bebé, es recomendable lavar las prendas por separado, al menos durante los primeros meses de vida para proteger su piel sensible. No te olvides de lavar todo aquello que también utiliza como la ropa de la cuna, los peluches, las toallas, los baberos, etc. No le des nunca un juguete sin haberlo lavado bien con agua y jabón antes. 

María Fernández  •  viernes, 6 de octubre de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Piel bonita: las famosas con mejor cutis

    Piel bonita: las famosas con mejor cutis

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x