¿Tienes la piel sensible? Esta es la depilación que te conviene

María José Roldán Prieto

Las pieles sensibles no son fáciles de complacer en cuanto a la depilación y es que enseguida se irritan y se enrojecen.

Las pieles sensibles se pueden depilar como cualquier otro tipo de piel, sólo deberás tener en cuenta una serie de aspectos. Primero debes recordar que las fragancias y los perfumes no son una buena idea para ti porque irritarán la piel, y los métodos más agresivos tampoco, porque podrían causarte daño. Entonces, ¿cuáles son las opciones de depilación que te quedan?

Depilación para pieles sensibles

- Depilación con cera. La depilación con cera caliente o fría es una buena forma de depilación -en casa o en el centro de belleza- porque te arrancará el vello de raíz y aunque puede que te duela un poco el resultado te durará semanas y no tendrás que pasar por la depilación durante bastante tiempo –algo que tu piel agradecerá enormemente-. Si es posible es mejor que uses ceras depilatorias con ingredientes naturales, porque así tendrás menos probabilidades de que se te irrite la piel –como podría ocurrir con ingredientes artificiales y con productos químicos-.

- Afeitar las piernas con cuchilla de afeitar. Usar la cuchilla para afeitar tus piernas puede tener efectos secundarios desagradables en las pieles sensibles, pero no tiene que ser un desastre si haces las cosas bien. Para que todo marche bien deberás usar los productos o herramientas adecuadas. Busca un jabón o crema sin perfumes y que respete tu pH natural del cuerpo y usa una cuchilla específicamente preparada para la depilación del cuerpo femenino.

- Láser. La depilación láser puede ser algo más costosa y quizá cada sesión pueda hacer que te haga sentir algo de dolor en tu delicada piel, pero a largo plazo puede ser la mejor opción para olvidarte de la depilación para siempre. Pero antes de nada es necesario que hagas una prueba para saber cómo reacciona la piel a este método.

- Depilación con cremas. La depilación con cremas es una de las formas más fáciles de depilación junto con la cuchilla, cortan el vello y no duele. Pero las cremas para depilar utilizan productos químicos fuertes para romper el vello y que sea fácilmente eliminado. En muchas pieles sensibles pueden provocar quemaduras en la piel, enrojecimiento, picores, etc. Si quieres cuidar la piel y al mismo tiempo usar una crema para depilarte, es necesario que uses una crema que sea especializada para pieles sensibles o que esté hecha exclusivamente con productos naturales.