8 alimentos infalibles para hidratar la piel

Llena tu nevera de alimentos 100% agua

Tamara Sánchez

8 alimentos infalibles para hidratar la piel

Tener una piel suave al tacto y con una apariencia joven y fresca es algo que todas deseamos. Para conseguirlo, es necesario hidratarla correctamente todos los días y dedicar un poco de tiempo a cuidarla. De lo contrario, te arriesgarás a que se reseque y pronto aparecerán las odiadas escamas, además de una gran cantidad de arrugas y manchas prematuras. Pero… ¿cómo podemos lograr esa correcta hidratación de la piel? Pues, aunque te parezca mentira, en este aspecto, juega un papel fundamental el agua y la alimentación. ¡Sí! Lo que comes y lo que bebes influye mucho en el aspecto de tu piel. Habrás leído y oído un millón de veces que es fundamental para la salud beber mucha agua.  Normalmente, los médicos recomiendan consumir entre 6 y 8 vasos al día o, lo que viene a ser lo mismo, un litro y medio o dos litros. Sin embargo, beber tanta agua a diario a veces nos resulta un poco complicado, ¿verdad? ¡No pasa nada! Hay ciertos alimentos que pueden suplir esta carencia y aportarte toda la cantidad de agua que tanto tu cuerpo como tu piel necesitan. ¡Te revelamos los 8 alimentos infalibles para hidratar la piel!

8 alimentos infalibles para hidratar la piel 

Pepinos: Está comprobadísimo: los alimentos más “crujientes” son los que mayores niveles de agua contienen y los pepinos son el claro ejemplo de ello. Este vegetal está formado por un 95% de agua y encabeza la lista de los alimentos más hidratantes. Además, cuenta únicamente con 17 calorías, tiene propiedades antiinflamatorias y ofrece múltiples nutrientes como potasio, fibras y vitamina C y E, fundamental esta última para proteger la piel de las incipientes arrugas provocadas por los rayos ultravioletas. 

+ Tomates: Los tomates están formados por un 94% de agua, tienen muy pocas calorías y son un básico para todas y cada una de tus ensaladas. A esto hay que añadir que contienen un antioxidante llamado licopeno que ayuda a prevenir enfermedades del corazón, por lo que esta hortaliza es un imprescindible en tu nevera. Además, contienen mucha vitamina C la cual consigue que la piel se mantenga suave y cuidada.

+ Rábanos: Quizá esta hortaliza no te guste por su sabor tan fuerte y amargo, pero debes tener en cuenta que incluirla en tu dieta diaria puede mejorar mucho el aspecto de tu piel. Contiene un 95% de agua lo que les convierte en un alimento altamente digestivo y saciante, puesto que también son muy ricos en fibra.

+ Leche: Las bebidas siempre son hidratantes y, como era de esperar, la leche no iba a ser menos. Está formada por un 91% de agua y es una gran aliada después de hacer ejercicio debido a su peculiar combinación de nutrientes (agua, proteínas, sodio…) los cuales ayudan al cuerpo a recuperarse. De hecho, cuando aumentamos la actividad física y pasamos varias horas caminando, por ejemplo, es fundamental optar por alimentos como la leche sin lactosa ya que al eliminar durante el proceso el azúcar propio de la leche (la lactosa) es mucho más digestiva y ligera.

+ Manzana:  La manzana contiene un 86% de agua. Además, es una de las frutas con mayor poder antioxidante lo cual disminuye el crecimiento de las células cancerosas, reduce el riesgo de poseer Alzheimer y disminuye las enfermedades del corazón.

+ Sandía: Además de estar riquísima, la sandía es puro agua. Tiene un 92% de agua y también forma parte de los alimentos con licopeno (como los tomates), un antioxidante que se absorbe con mayor rapidez si se combina con alimentos grasos, como los aguacates. ¿La mejor opción? Incorporarla en ensaladas que combinen aguacate y quesos ligeros.

+ Pescado: El salmón, las sardinas, la caballa, el atún y la trucha son excelentes fuentes de grasas omega 3, las cuales ayudan a mantener la piel hidratada y más firme, eliminando, en consecuencia, la celulitis. Además, también previenen las arrugas al reducir la inflamación que causa el daño de los radicales libres los cuales aceleran el proceso de envejecimiento.

+ Vegetales de hojas verdes: La espinaca y la lechuga aportan un 95% de agua, son ricas en vitamina A y C y están especialmente recomendadas para el cuidado de la piel ya que poseen minerales, antioxidantes y nutrientes que ayudan a eliminar las toxinas e impurezas, previenen el cáncer, preservan la memoria y mantienen una visión sana.