Tatuajes para tapar estrías: ¿Una buena solución?

Al igual que sucede con las cicatrices, las estrías también se pueden tatuar

Tamara Sánchez

Tatuajes para tapar estrías: ¿Una buena solución?

¿Me puedo tatuar sobre estrías en la piel? Esta es una interesante pregunta que puede que te hayas planteado en algún momento de tu vida. Las estrías son pequeñas líneas que aparecen en el cuerpo como consecuencia de un cambio repentino de peso, como respuesta al embarazo, por el uso de ciertos medicamentos o por el propio crecimiento que nuestro organismo experimenta desde que somos pequeñas hasta que llegamos a la edad adulta.

Estas líneas que empiezan siendo rosadas, terminan transformándose en blancas y son muy difíciles (por no decir casi imposible) de eliminar. Con el paso del tiempo pueden acabar convirtiéndose en un problema estético que acompleja a muchas mujeres a diario.

No obstante, no todas las chicas que tienen estrías en su piel las ven como una imperfección. Hay quienes apoyan lucirlas con total naturalidad mientras que otras se esfuerzan día a día en ocultarlas. Y en este sentido entran en juego nuestros queridos tatuajes: ¿Es una buena idea hacerse un tatuaje sobre las estrías para taparlas? En Diario Femenino te respondemos a la pregunta.

Hacerse un tatuaje para tapar estrías, ¿sí o no?

Al igual que hay determinados problemas en la piel sobre los que está terminantemente prohibido tatuarse (como es el caso de las varices o los queloides), hay otras imperfecciones que sí son aptas para inyectar tinta sobre ellas como es el caso de las cicatrices o los lunares. ¿Y en el caso de las estrías se pueden tatuar o no?

Las estrías son básicamente rajaduras en la piel. La piel se vence en su flexibilidad y al estirarse o reducirse en exceso queda marcada presentando un aspecto mucho más delgado y frágil. De hecho, las estrías generalmente surgen en las zonas donde la piel es mucho más vulnerable a los cambios bruscos como por ejemplo el abdomen, los senos o las caderas.

Hacerse un tatuaje para tapar estrías, ¿sí o no?

Entonces, si la piel está lesionada a causa de las estrías, ¿se puede tatuar? La respuesta es sí, pero hay que tener varias cosas en cuenta:

+ Las estrías actúan exactamente igual que las cicatrices ante los tatuajes. Se pueden tatuar, pero la calidad y vistosidad del diseño no será igual que en una zona sana de la piel. Los colores del tatuaje serán menos nítidos y se apreciarán menos.

+ Lo mejor es buscar un diseño que se adapte a las estrías, es decir, que de alguna manera se acople a su forma para conseguir disimularlas o camuflarlas lo mejor posible.

+ Habla con tu tatuador para valorar las diferentes propuestas y escoger la más adecuada y creativa para ti.

+ Hay casos en los que el tatuaje es la mejor opción para solucionar el problema estético de las estrías, pero recuerda que lo mejor es informarse primero y consultar con profesionales.

Ventajas de los tatuajes para tapar estrías

¿Sabías que existe un tipo de tatuajes creados solo y exclusivamente para cubrir estrías? Su precursor es el tatuador brasileño Rodolpho Torres el cual cuenta ya con más de un millón de seguidoras apasionadas por su técnica. Este tipo de tatuajes es un tanto peculiar ya que no consisten en dibujar un diseño encima para tapar las estrías, sino que se trata de rellenar las líneas con nuestro color de piel para ofrecer un resultado lo más natural posible. Estas son las ventajas de realizarse esta clase de tatuajes:

+ Resultado 100% natural

La principal ventaja de estos tatuajes es que, después de hacértelo, tu piel presentará un aspecto totalmente natural. Las estrías quedarán ocultas por completo y tu piel estará libre de imperfecciones por lo que podrás lucir con total orgullo esos vestidos cortos o cualquier otra prenda de tu armario que antes te acomplejara.

+ Te hará sentirte mejor contigo misma

Si las estrías te acomplejan hasta tal punto que están causándote problemas de autoestima, realizarte uno de estos tatuajes para ocultarlas te va a ayudar muchísimo a sentirte mejor contigo misma.

+ Podrás realizarte el diseño que siempre habías querido

Aunque la idea original es obtener un resultado natural, puedes aprovecharte de tus estrías para tener la excusa perfecta para hacerte ese tatuaje que siempre habías soñado, pero que nunca te habías atrevido a hacerte. Algunos de los diseños más bonitos y adecuados para cubrir estrías son las plumas, las manchas de leopardo o las enredaderas.

Desventajas de los tatuajes para cubrir estrías

Las ventajas son muchas y muy variadas, sin embargo y lamentablemente hacerse un tatuaje para tapar estrías también tiene algunos inconvenientes:

+ Oculta el problema, pero no lo hace desaparecer

La parte negativa de estos tatuajes es que solucionan el problema de las estrías únicamente de manera superficial. Por mucho que logremos taparlas, las estrías no van a desaparecer y eso refuerza un problema aún más profundo: el aceptarnos tal y como somos.

+ Son una ilusión óptica

No nos vamos a engañar, el resultado es fantástico, pero ante todo no hay que olvidar que los tatuajes para tapar estrías se tratan de una ilusión óptica. Las estrías son un tipo de cicatriz que surge por una falta de piel cuando nuestro cuerpo se desarrolla y, por lo tanto, siempre van a estar presentes en él.

+ No todo el mundo puede hacérselos

Las estrías son zonas muy delgadas de la piel y, como tal, necesitan un trato especial. No saber cómo trabajar adecuadamente sobre ellas puede acabar dejándote en la piel una cicatriz mucho más visible e incluso originar problemas mucho más graves, por lo que probablemente tendrás que gastarte mucho dinero para que un tatuador profesional las disimule correctamente.

¿Y tú? ¿Te harías un tatuaje para tapar tus estrías?