Tengo varices, ¿puedo hacerme un tatuaje sobre ellas?

Descubre el peligro de tatuarse sobre una variz

Tamara Sánchez

Tengo varices, ¿puedo hacerme un tatuaje sobre ellas?

A la hora de hacerse un tatuaje hay dos cosas importantísimas que debes tener muy en cuenta: La primera de ellas es elegir bien el diseño que te quieres hacer ya que al fin y al cabo lo vas a llevar plasmado en tu piel para toda la vida a no ser que más adelante te lo borres con láser. La segunda de ellas es escoger con cabeza el lugar o la zona de tu cuerpo en la que te vas a tatuar ese diseño.

Esta segunda premisa es fundamental. Hay personas que deciden tatuarse en zonas visibles como los brazos o las piernas, mientras que otras prefieren decantarse por sitios más discretos como la espalda ya que, según ellos, de esta forma no ven habitualmente su tatuaje y eso les permite no cansarse rápidamente de él.

En este sentido, hay que tener muy presente que la inyección de tinta te dolerá más en unas partes del cuerpo que en otras y tampoco debes olvidar que ciertas zonas deben evitarse si no quieres que la tinta termine suponiendo un riesgo para tu salud. Hablamos de zonas de la piel en las que puedas tener algún tipo de herida, cicatriz, lunar o lo que más nos concierne en este artículo: varices.

Quizá hayas pensado en hacerte un tatuaje encima de ellas para taparlas o disimularlas, pero… ¿Haces bien tatuándote sobre las varices? ¿Es algo seguro? A continuación te hablamos de los peligros a los que te enfrentarás si lo haces.

El peligro de tatuarse sobre las varices

El peligro de tatuarse sobre las varices

Las varices o venas varicosas son dilataciones venosas que se desarrollan cuando las válvulas venosas no cierran bien y se dilatan al acumularse la sangre. Las varices suponen un gran problema para quien las padece (también puede afectar perfectamente a personas jóvenes): duelen, molestan y estéticamente quedan mal. Por eso, muchas personas creen que una manera rápida de disimularlas o incluso taparlas es hacerse un tatuaje sobre ellas.

A diferencia de otro tipo de imperfecciones en la piel como las cicatrices o los lunares que sí se pueden tatuar aunque no se recomienda, la varices jamás deberían ser tatuadas ya que la vena se encuentra muy próxima a la superficie de la piel. Si te haces un tatuaje en esa zona te arriesgas a que la aguja atraviese la vena y no hace falta que te expliquemos lo que eso significa y supone: ¡Un gravísimo error!

Las varices no son únicamente un problema estético porque si fuera así no habría ningún problema en tatuarlas para taparlas. Las varices son algo más, son un problema mucho más complejo que unas simples venitas salidas y traslúcidas.

¿Y las arañas musculares? ¿Se pueden tatuar?

¿Las arañas musculares se pueden tatuar?

Muchos tatuadores se niegan a tatuar sobre varices independientemente de que estas sean más grandes o más pequeñas, aunque lo cierto es que las arañas musculares (aquellas venas finitas que aparecen en ciertas partes del cuerpo y que no son abultadas y profundas como las varices) son relativamente seguras de tatuar.

Siempre es mejor evitar estas zonas y elegir otras donde la piel presente un aspecto normal y totalmente sano, sin embargo, en el caso de las llamadas arañitas, un tatuaje puede servir para camuflarlas perfectamente ya que son venas muy pequeñas a las que la aguja no dañaría ni afectaría.

No obstante, en caso de duda, lo mejor es consultar a un médico vascular quien te va asesorar mucho mejor que cualquier tatuador. Es mejor informarse primero para tratar de evitar complicaciones ya que el problema del sangrado puede ser muy complicado y desembocar en un grave problema de salud. Mejor prevenir antes de lamentar, ¿no crees?

¿Alguna vez te has planteado hacerte un tatuaje sobre una variz?