Tengo queratosis pilaris, ¿puedo tatuarme para disimular los bultos en la piel?

Riesgos de hacerse un tattoo si sufres queratosis pilaris

Beatriz Martínez

La queratosis pilaris es una patología cutánea que se caracteriza por protuberancias ásperas y de color rojo en ciertas zonas de piel. Si las sufres ya bien sabrás cómo son y las molestias que dan, sobre todo estéticas. Y también te habrás preguntado más de una vez si te puedes hacer un tatuaje para disimular los bultos de la piel. Hoy hablamos de la queratosis pilaris y los tatuajes. ¿Son recomendables? 

¿Qué es la queratosis pilaris?

Veamos, primero de todo, un poco más en detalle qué es y cuáles son las características de la queratosis pilaris. La queratosis pilaris es una condición de la piel que se muestra por protuberancias ásperas, inflamadas y de un color rojizo. Estas marcas en la piel, también conocidas como piel de gallina, vienen causadas principalmente por las células muertas que se quedan retenidas en la dermis, y por una acumulación de queratina (una proteína de la piel). Esta atrapa los folículos pilosos impidiendo que salgan al exterior.

Dichas protuberancias evitan que el cabello siga su curso a través de los poros, lo que da lugar a los molestos pelos encarnados. Además, algunas formas de queratosis pilaris dibujan bultos inflamados e irritados en zonas concretas. La queratosis pilaris es una condición genética que se ve agravada en climas extremos de frío o calor.

Las características comunes de la queratosis pilaris o piel de gallina son:

-Pequeños bultos rojizos que suelen aparecer en la parte superior de los brazos, en las piernas y en los glúteos.

- Los granos son ásperos, muy pequeños y están muy juntos entre sí.

- La piel de alrededor se vuelve seca y, en ocasiones, aparecen escemas, sobre todo si se emplean métodos agresivos de depilación o si la piel es muy sensible.

¿Puedo hacerme un tatuaje si tengo queratosis pilaris?

No, tanto los médicos como los tatuadores desaconsejan hacerse un tatuaje en una zona de la piel con queratosis pilaris con la intención de tapar o disimular los bultos. Es más, si eres una persona que suele sufrir de esta patología, no es recomendable que te hagas un tattoo en una zona de la piel susceptible de queratosis pilaris, aunque ahora esté sana por completo.

No se debe hacer ningún tatuaje sobre cualquier lesión de la piel si aún no está tratada o recuperada del todo puesto que los síntomas pueden empeorar. Si te haces un tattoo en una zona de la piel en la que tienes queratosis pilaris, solo conseguirás que los granos se vuelvan más rojos y que el diseño del tattoo no quede bien por las imperfecciones a nivel de la superficie de la dermis. Además, corres el riesgo de sufrir una infección ya que es muy probable que el tatuaje no se cicatrice como es debido por mucho que tú lo cuides.

Recomendaciones básicas antes de hacerte un tattoo

Una vez aclarado que no puedes hacerte el tatuaje en la zona de la piel en la que tienes queratosis pilaris, solo nos queda darte unas recomendaciones básicas por si te decides hacerte el tattoo en una zona en la que no tengas ninguna lesión cutánea:

+ Hazte el tatuaje con un tatuador profesional.

+ Conoce bien el centro y asegúrate de que cumple con todas las medidas necesarias.

+ Habla con tu tatuador acerca del diseño, será él quien mejor te pueda aconsejar.

+ Una vez te has hecho el tattoo, cubre con un papel transparente las primeras horas y aplica la crema según te indiquen.

+ Si notas cualquier cosa fuera de lugar no dudes en consultar con el doctor.

Ya sabes cómo cuidarte si tienes queratosis pilaris. Primero la salud, después la estética.