Recetas de Pascua: menús fáciles y sencillos

Sergio Gallego

recetas para comer en pascua

Los días en los que se celebra la Pascua, son momentos para pasar en familia disfrutando de los platos típicos de tales fechas. Si quieres elaborar diferentes platos con los que sorprtender a amigos y familiares, toma buena nota de las siguientes recetas que son muy fáciles y sencilas y que son ideales para comer durante los días de Semana Santa.

Recetas para comer en Semana Santa

- Croquetas de bacalao. Se trata de una receta muy tradicional en estas fechas y que suele gustar a todo el mundo. Vas a necesitar 800 gramos de bacalao desmigado y desalado, una cabeza de ajos, perejil fresco, 6 cucharadas de harina, 750 gramos de leche y aceite de oliva. Pon una sartén a calentar y añade los dientes de ajo picados.

Deja freír durante un par de minutos con cuidado de que no se quemen. Añade el bacalao junto con el perejil y remueve bien. Añade unas 6 cucharadas de harina y vuelve a remover. Acto seguido ve añadiendo la leche hasta ir formando la masa de las croquetas. Guarda la masa durante la noche y al día sigueinte ve pasando por harina y friendo en abundante aceite caliente. 

- Sopa de ajo. Esta sopa es un auténtico clásico de la Semana Santa y es perfecta para entrar en calor. Los ingredientes son 5 dientes de ajo, pimentón dulce, 250 gramos de pan del día anterior, dos litros de agua, una pastilla de verduras, sal y aceite de oliva. Coge una cazuela y deja dorar los ajos laminados. Seguidamente añade el pan duro y remueve bien.

Añade una cucharada de pimentón y vuelve a remover. Coge los dos litros de agua y pon la pastilla de verduras. Añade el pan junto con los ajos y deja cocer durante unos 10 minutos. Sirve y disfruta de esta plato típico de la Pascua. 

- Torrijas.  Para hacer este dulce tan típico en la Semana Santa vas a necesitar un poco de pan del día anterior, un vaso de leche, 2 huevos, 2 cucharadas de harina, 1 limón, una rama de canela, aceite de oliva, 1 cucharada de azúcar.

Pon a calentar en un cazo la leche junto con la corteza del limón y la rama de canela. Deja unos 5 minutos y añade a una fuente amplia. Pon en un plato las rebanadas de pan y riega con la leche. Deja que se empapen durante unos 10 minutos. Acto seguido ve pasando las rebanadas escurridas por harina y huevo. Fríe las torrijas durante un par de minutos y deja en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Para terminar, espolvorea con azúcar y canela.