¿Una pizza que no engorde? ¡Claro que sí!

No pierdas detalle de diferentes maneras que tienes para hacer una pizza que no engorde por sus pocas calorías.

Sergio Gallego

pizza y dietas

Si estás a régimen, ya sabrás que las primeras cosas que debes suprimir de tu dieta son las hamburguesas, los dulces, las pizzas... ya que, en principio, son alimentos con gran aporte calórico. Pero, como también sabemos que es un rollo esto de estar siempre a dieta y que hay que darse un capricho de vez en cuando, te traemos unos consejos para que hagas tú una pizza que no engorde de una manera saludable y sin miedo a que tu peso varíe. ¿Nos ponemos manos a la obra?   

Cómo hacer una pizza que no engorde

Las calorías de la pizza van a variar según el tipo de ingredientes usados, la cantidad de los mismos o del grosor de la masa de harina que sirve de base para la pizza. Para conseguir que puedas disfrutar de una buena porción de pizza sin remordimientos de conciencia, ten en cuenta estos trucos: 

+ En el caso de que te apetezca comer pizza, lo mejor que puedes hacer es hacerla en casa a tu gusto y de esta forma evitarás las calorías de más.

+ La masa de la misma debe de ser lo más delgada posible, para evitar así una buena cantidad de calorías.

+ Intenta en todo momento regar la pizza con diferentes tipos de salsa, como la barbacoa o la carbonara, ya que son demasiadas calóricas y ricas en azúcar.

+ No añadas demasiados ingredientes como la mozarella, la carne picada o el bacon, aquellos que pueden convertirse en toda una bomba de relojería para tu dieta. 

+ Hazte fan de la pizza vegetariana. Puedes elaborarla a base de tomate, cebolla, pimiento verde, champiñón o espinacas y conseguir una reducción importante de calorías. Si no la has probado ya va siendo hora de ello, porque está realmente deliciosa.