Consejos para terminar una dieta detox

Marta Valle

Consejos para terminar una dieta detox

Las dietas detox pretenden pasar por ser la quintaesencia de la nutrición. Sin embargo, muchos estudios sacan a la luz numerosos datos que exponen los tremendos desequilibrios alimentarios que pregonan, con cierta audacia mediática y comercial, los defensores de estos regímenes depurativos.

A pesar de ello, la tremenda promoción, de la que hacen gala sin ningún sonrojo numerosas celebrities del mundo del espectáculo, arrastra mensualmente a miles de mujeres al universo de la limpieza de toxinas. La información al respecto, por desgracia, tiende a ser incompleta puesto que pocas de estas rutinas anuncian cuál es el momento adecuado de parar.

Por qué terminar una dieta detox 

Resulta esencial cuando afrontamos una planificación alimentaria tan sumamente restrictiva como es la dieta detox saber en qué momento tenemos que parar y en qué condiciones hemos de volver a un estado de normalidad. Con el tiempo, debemos aprender a separar el grano de la paja y, por tanto, desconfiar de todos aquellos regímenes que nos impulsan a perder muchos kilos en muy pocos días.

Este tipo de planes nutricionales, y las dietas detox no suponen precisamente una excepción, provocan un fuerte efecto rebote que no sólo nos hace recuperar rápidamente el peso perdido sino que además es posible que nos deje con algún kilo de más.

Por tanto, y dado este escenario, siempre habrá alguna valiente que, pese a las advertencias, decidirá llevar a cabo una dieta desintoxicante basada en zumos de frutas y de verduras. En ningún caso, y siempre bajo la opinión de los expertos en nutrición, una rutina de este tipo debería sobrepasar las dos jornadas de duración.

En caso de prolongar más días el régimen corremos el peligro de establecer un desequilibrio entre los músculos y los lípidos que nos dificultaría la pérdida de grasa una vez dejáramos de depurarnos.

Como siempre recomendamos desde aquí, un nutricionista -o un médico de cabecera en su defecto- es el único profesional cualificado para establecer dietas adelgazantes que se adapten tanto a las condiciones de nuestro organismo como a los objetivos que nos hayamos planteado inicialmente. La única forma de tener un cuerpo definido y saludable es mediante el mantenimiento continuado de una dieta equilibrada, combinada con la realización moderada y frecuente de ejercicio físico.