5 postres sanos que te ayudan a mantener la línea

Sergio Gallego

Postres sanos para adelgazar

Aunque cueste creerlo, se puede comer de todo y llegar a perder esos kilos de más que tienes en el cuerpo. Si sigues un tipo de alimentación saludable y equilibrada no tendrás ningún tipo de problema para mantener tu figura, sin tener que pensar en los kilos de más. Si te gustan los dulces, toma nota de una serie de postres totalmente sanos que te permitirán seguir presumiendo de figura. 

5 postres saludables que no engordan

Brocheta de frutas. Coge un bol grande y añade la fruta que más te guste cortada en trozos. Desde manzana, piña, melón o sandía. Añade una cucharada de azúcar moreno y un chorro de licor de naranja. Remueve bien y deja macerar durante una media hora. Coge un palo y empieza a insertar los trozos de fruta.

Yogur con frutas del bosque. Añade 3 yogures griegos a un bol y remueve bien. Reparte el yoguer en vasitos individuales y reserva. Pon a calentar un cazo de agua y cuando hierva, añade un puñado de fresas, moras y frambuesas. Añade un par de cucharadas de azúcar moreno y no pares de remover durante 10 minutos. Añade la confitura por encima de los yogures y mete en la nevera durante una hora. 

3 Natillas de plátano. Pon en un cazo dos plátanos troceados junto con una rama de canela, medio litro de leche desnatada y dos cucharadas de azúcar moreno. Una vez que hierva, pon a fuego lento durtante 5 minutos sin parar de remover. Saca los plátanos y bate con 4 yemas. Añade la leche y deja a fuego lento hasta que cuaje. Meter en la nevera durante un par de horas y sacar cuando vayas a comértelas. 

4 Manzanas asadas. Lavar bien las marnzanas y quitar con cuidado la parte de arriba. Poner las mismas en una bandeja para el horno. Añadir por encima una mezcla de azúcar, de vino dulce y de canela. Hornear durante 25 minutos a unos 200 grados. Sacar del horno y dejar enfriar. 

5 Smoothie de naranja y plátano. Añade al vaso de la batidora dos yogures griegos junto con una cucharada de azúcar moreno, 50 ml de zumo de naranjas y un par de cucharadas de mermelada de manzana. Empieza a batir hasta conseguir la consistencia de un batido. Meter en la nevera durante un par de horas.