Por qué comer yogur en el desayuno es bueno para ti

Te ayudará a saciar el apetito y a evitar las malas digestiones

Sergio Gallego

Por qué deberías comer yogur en el desayuno

Los expertos en nutrición señalan que es importante empezar el día con un buen desayuno, ya que el mismo debe aportar la cantidad de energía necesaria para rendir óptimamente durante el resto del día. El yogur es uno de los alimentos que no pueden faltar en dicho desayuno ya que aporta una gran cantidad de beneficios al organismo. 

Los beneficios del yogur en el desayuno

Lo primero que debes saber es que el yogur es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico por lo que su consumo es perfecto a la hora de aportar al cuerpo proteínas de gran calidad. En el caso de que tengas problemas digestivos, el yogur te ayudará a mejorar toda tu flora intestinal y a tener una buena digestión de los alimentos.

Está demostrado que el yogur es un alimento que es rico en minerales como el calcio, el fósforo o el magnesio, todos ellos bastantes importantes a la hora de mantener un óptimo sistema óseo. El incluir el yogur en el desayuno te ayudará a saciar el apetito y a evitar el comer más calorías de las que necesitas durante el día. 

Lo que si debes tener presente en todo momento es que si quieres perder peso y mantener la línea, debes optar por yogures que sean desnatados ya que contienen mucha menos grasa y son más sanos que los normales. Además del desayuno puedes tomarte un yogur a media mañana o durante la merienda para calmar el apetito y evitar de esta forma el picar entre horas. 

Si quieres saber más sobre nutrición o conocer qué alimentos son aconsejables y cuáles no para llevar una dieta sana y equilibrada, no te puedes perder los consejos que nos da la médico endocrino Carmen Candela en el siguiente vídeo: