Qué comer cuando tenemos gastritis

alimentos gastritis

La gastritis es una de las enfermedades que más extendidas se encuentran en la actualidad. Aparece a causa de una infección en la mucosa gástrica y puede derivar de diferentes orígenes: un consumo excesivo de medicamentos, la presencia de bacterias, una época en la que nos encontremos más estresadas o, incluso, una rutina alimenticia inadecuada y desequilibrada.

Una vez acudamos a nuestro médico de cabecera y nos recete la medicación precisa para paliar esta dolencia, podemos complementar el tratamiento con una serie de alimentos que pueden resultar adecuados a tal efecto.

Alimentos que debemos evitar con gastritis

Las comidas con una excesiva carga de grasas o con una gran cantidad de condimentos no son recomendables puesto que resultan complejas de digerir y, además, pueden provocar la reaparición de esta enfermedad.

El alcohol, el tabaco y el café también deben evitarse, aunque éste último lo podemos cambiar por té verde, siempre y cuando evitemos consumos muy elevados.

Ingerir comidas muy pesadas a altas horas de la noche puede dificultar la recuperación en estos casos. Resulta más aconsejable, por tanto, comer algo ligero dos horas antes de acudir a la cama que cenar muy tarde. Muchos profesionales de la medicina apuntan a las cenas nocturnas como una de las principales causas de las gastritis.

Los picantes, los condimentos fuertes, los cítricos, los productos de bollería, la comida rápida y las salsas como acompañamiento pueden agravar los síntomas e incrementar la sensación de malestar. Otro consejo muy adecuado a estas situaciones es la masticación pausada y adecuada de los alimentos, de forma que facilitemos el proceso de digestión.

Alternativas culinarias para la gastritis

Los alimentos ricos en proteínas y cocinados a la plancha como puedan ser las carnes magras, el pollo o los pescados son la mejor vía cuando se padece una gastritis, si se encuentran preparadas a la plancha pueden potenciar y abreviar el periodo de recuperación.

Siempre podemos acompañar este cuadro proteínico con platos como el arroz blanco, las verduras a la plancha o al vapor y las patatas (hervidas o al horno). Los caldos de verduras suponen otra gran opción para potenciar la sensación de saciedad. Por último, podemos complementar las comidas con frutas no cítricas como la pera, la papaya o la manzana.

Marta Valle  •  martes, 19 de marzo de 2013

DF Temas

  • Falsos mitos: la dieta blanda

    Falsos mitos: la dieta blanda

    La dieta blanda tiende a ser confundida con los alimentos de fácil masticación, lo que plantea dudas acerca de su correcta aplicación. Te aclaramos los equívocos y su eficacia.

  • Falsos mitos: yogures con bifidus y L. Casei

    Falsos mitos: yogures con bifidus y L. Casei

    Un mito sobre alimentación gira en torno a los llamados lácteos probióticos, con los yogures bifidus y l. casei. ¿Un bulo creado por la publicidad?

  • Cómo la piña ayuda en la digestión

    Cómo la piña ayuda en la digestión

    La piña es considerada una de las frutas tropicales más finas del mundo, fuente rica en propiedades nutricionales y es un excelente digestivo.

  • El efecto diurético y estimulante de la cafeína

    El efecto diurético y estimulante de la cafeína

    La cafeína incrementa la frecuencia cardiaca y la fuerza de la contracción del corazón, aumenta de manera transitoria la presión arterial. Los efectos diuréticos y estimulantes de la cafeína.

0 comentarios

Avatar

DF Fotos