Cómo la piña ayuda en la digestión

Napoleón Fernandez
Cómo la piña ayuda en la digestión

La piña es considerada una de las frutas tropicales más finas del mundo, fuente rica en propiedades nutricionales y es un excelente digestivo. La piña es de las pocas fuentes naturales de un complejo de enzimas llamado bromelina. Esto es, una mezcla de enzimas que reducen significativamente la inflamación y la hinchazón, ya que bloquean la producción de las cininas que se forman durante la inflamación.

Bromelina de la piña

Este fermento, llamado bromelina, puede equipararse a la pepsina gástrica y a la papaína de la papaya. A su vez, esta enzima agiliza el procesamiento de los alimentos e incrementa la absorción de los nutrientes en los alimentos.

En el mundo se ha corroborado que la bromelina tiene efectos antiinflamatorios significativos, y que reducen la hinchazón en las condiciones antiinflamatorias en enfermedades como la sinusitis, garganta adolorida, artritis y gota, así como la aceleración en la recuperación de heridas y cirugías. Para maximizar los efectos antiinflamatorios, la piña debe consumirse entre comidas, de lo contrario, estas enzimas se utilizarán en el proceso digestivo.

La bromelina es una enzima digestiva proteolítica que contiene azufre y que es extraída del tallo y de la fruta de la planta de piña. Se cree que cuando se ingiere con los alimentos la bromelina ayuda a digerir las proteínas y que cuando es ingerida con el estómago vacío, sus propiedades medicinales como agente antiinflamatorio entran en acción.

La bromelina fue aprobada en 1993 por el grupo de expertos para tratar protuberancias e inflamaciones de la nariz y senos paranasales a consecuencia de lesiones y cirugías.