Qué comer en Navidad si eres celíaco

Tres propuestas irresistibles si eres intolerante al gluten

Sergio Gallego

Poco a poco se acercan las fiestas navideñas, unas fechas en las que la mayoría de las personas celebran tal importante evento con numerosos platos realmente suculentos. En el caso de que seas celíaco no debes preocuparte porque hay numerosas recetas elaboradas sin nada de gluten y que son perfectas para tomar durante dichas fechas tan importantes. Toma nota de esta tres recetas preparadas sin gluten y que puedes hacer cuando tú quieras.

Recetas sin gluten para comer en Navidad 

+ Carpaccio de bacalao

Para preparar este delicioso entrante vas a necesitar cuatro trozos de bacalao desalado, medio kilo de tomates maduros, aceite de oliva, orégano, alcaparras y aceitunas negras. En primer lugar coge un plato grande y reparte todos los tomates rallados. Acto seguido corta el bacalao en finas lonchas y ponlas encima de los tomates. Riega con un buen chorro de aceite de oliva y para terminar espolvorea con un poco de orégano y pon las alcaparras y las aceitunas negras.

+ Merluza al horno con patatas panaderas

Para elaborar este plato principal sólo vas a necesitar un kilo y medio de merluza fresca, tres patatas, una cebolla, aceite de oliva, hierbas aromáticas y sal. En primer lugar corta las patatas en rodajas finas junto con la cebolla. Pon ambas en una bandeja para horno y riega con aceite de oliva. Pon sal al gusto y mete en el horno a 150 grados durante 15 minutos. Pasado el tiempo, abre el horno y dale la vuelta a las  patatas. Coge los filetes de merluza y espolvorea con hierbas aromáticas. Pon en la bandeja y añade otro chorro de aceite de oliva. Hornea durante unos 15 minutos a 200 grados y sirve inmediatamente.

+ Mousse de mango con arándanos

Para elaborar este delicioso postre vas a necesitar 250 gr de mango, zumo de 1/2 naranja, 2 hojas de gelatina neutra, 100 ml de nata, 50 gr de azúcar, 2 claras de huevo y arándanos. En primer lugar debes hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante unos 5 minutos. Pon a calentar la nata y el azúcar y cuando esté a punto de hervir, añade la gelatina escurrida. Remueve bien todo y reserva. Tritura el mango y mezcla con el zumo de naranja. Añade a la mezcla de gelatina y remueve bien. Monta las claras a punto de nive e incorpora de forma suave. Vierte la mousse en vasos individuales y mete en la nevera durante un par de horas. Sirve la mousse con arándanos frescos por encima.