Aceite de oliva para combatir la ansiedad y el dolor

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Aceite de oliva para la ansiedad

Seguimos buscando alternativas fiables, eficaces y seguras para el tratamiento de las diferentes enfermedades. La tendencia es unir ciencia y naturaleza para gozar de una mejor calidad de vida y lo cierto es que, cuando hablamos de calidad de vida, aparece inevitablemente el aceite de oliva. En el caso de los trastornos de ansiedad, el aceite de oliva llega para aliviarlos en forma de un estudio muy reciente. Descubre los beneficios del aceite de oliva para la ansiedad.

Ácido oleico para los nervios

Cuando hablamos de los beneficios del aceite de oliva para combatir la ansiedad no estamos hablamos de incorporar la dieta mediterránea a nuestros hábitos nutricionales, aunque no estaría de más. Hablamos de un estudio reciente realizado en el Hospital Nacional de Parapléjicos en España, que han descubierto cómo el aceite de oliva puede paliar el dolor neuropático y la ansiedad derivada de este dolor.

El equipo trabajó en su estudio con uno de los componentes principales del aceite de oliva, el ácido oleico y los resultados son muy esperanzadores para esta dolencia que afecta al sistema nervioso central y que, además de un dolor intenso y crónico, llega acompañada de elevados niveles de ansiedad.

Si nos interesamos por este estudio es porque supone un paso importante para tratar ese tipo de ansiedad generada por enfermedad, en este caso, por dolor. Pero también porque se trata de un avance en el mundo de los fármacos contra la ansiedad. Y es que cada vez más personas evitan los medicamentos para la ansiedad debido a sus efectos secundarios y contraindicaciones.

El ácido oleico para tratar la ansiedad está dando muy buenos resultados a nivel de investigación médica y se espera que pronto se pueda comercializar. Se trataría así, de un nuevo fármaco para la ansiedad, pero esta vez más seguro y natural sin el riesgo de los clásicos ansiolíticos. Tal vez el equilibrio esté en unir ciencia y naturaleza.