Chocolate y otras delicias para calmar la ansiedad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No es cuestión de acudir a las pastillas para la ansiedad en cuanto nos sintamos nerviosas, estresadas, angustiadas o preocupadas. Los trastornos de ansiedad necesitan un tratamiento médico pero hay algunos remedios de los que podemos echar mano cuando nos sintamos algo nerviosas. Hablamos de remedios para la ansiedad que no solo son efectivos sino que además disfrutamos con ellos.

Chocolate para la ansiedad

Nos encanta el chocolate. Esa tableta de chocolate que nos llama desde el armario de la cocina o ese trozo de pastel de chocolate que sobró de la fiesta de cumpleaños, o esos cupcakes de chocolate tan de moda que nos miran desde el escaparate de la pastelería. ¿Por qué renunciar a un capricho así? ¿por las calorías?

Ahora tenemos la excusa perfecta porque el chocolate es un buen remedio para la ansiedad. Cuando te sientas agotada, nerviosa, triste, decaída, preocupada, cuando notes que la ansiedad está empezando a hacer estragos, prueba con un poco de chocolate, porque es un alimento que ayuda a liberar endorfinas y a sentirte más feliz.

Sexo para la ansiedad


Seguramente la ansiedad no te deja pensar más que en las preocupaciones. Seguramente lo que menos te apetece en ese estado de nervios sea darte un revolcón con tu chico. Sin embargo, piénsalo, porque el esfuerzo merece la pena. Una ración de sexo con tu chico puede hacer que te olvides de todas las preocupaciones por un momento.

Además, el sexo actúa contra el bloqueo mental producido por la ansiedad. Si estás bloqueada, si no sabes cuál es el siguiente paso para solucionar tus problemas, si no puedes pensar en nada más que en lo nerviosa que te estás poniendo, mantener relaciones sexuales te ayudará a no pensar en negativo además de a relajar los músculos.

Charla para la ansiedad

Una de las mejores terapias para la ansiedad es hablar. Una charla distendida con tus mejores amigas, una tarde confidencias, anécdotas y risas y te ayudará a liberar tus nervios. Tal vez al principio te cueste un poco concentrarte y seguramente no te apetece escuchar los desvaríos de tu amiga más loca, pero en unos minutos te sentirás arropada por el cariño de tus amigas y te sentirás más relajada.

La charla con amigas es una de las actividades más terapéuticas y, sin embargo, no solemos darle la importancia que se merece. El apoyo de tus amigas reduce la ansiedad porque te ayuda a tomar contacto con la realidad, te aporta otros puntos de vista y puedes encontrar todas esas opciones que la ansiedad no te deja ver.

Campo para la ansiedad

Un paseo por el campo, abrazarte a un árbol del parque, una larga caminata en compañía por el bosque o sentarte a merendar a la orilla de un rio son algunas de las actividades más recomendadas para combatir la ansiedad. La naturaleza, por muy urbanita que seas, te proporciona calma, paz y tranquilidad. Así que no lo dudes y calma tu ansiedad a base de campo.

Además, alejarte un poco de tu entorno habitual puede hacer que recobres el control, viendo tu vida desde fuera, desde otra perspectiva. Muchas veces, esas preocupaciones que te abruman y que no te dejan pensar se diluyen en cuanto te permites disfrutar, aunque solo sea por un momento, de un poco de calma y sosiego.

Puedes leer más artículos similares a Chocolate y otras delicias para calmar la ansiedad, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.