Bloqueo mental por ansiedad: la ansiedad que paraliza tu mente

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

De repente te quedas en blanco, no sabes qué tienes que decir, ni qué tienes que hacer. De repente tu mente se paraliza y eso no hace más que aumentar tu nerviosismo y tu ansiedad. El bloqueo mental es uno de los síntomas más frecuentes de ansiedad y puede ocurrir en el trabajo, en un acto social, en los estudios, en los exámenes, etc. Combatimos el bloqueo mental por ansiedad.

Tipos de bloqueo mental

El bloqueo mental producto de la ansiedad se puede dar en las situaciones más variadas y, generalmente, en las situaciones más inoportunas. Uno de los más frecuentes tipos de bloqueo mental es ese que te impide concentrarte en lo que estás haciendo. La imposibilidad de prestar atención a consecuencia de los nervios puede jugarte malas pasadas en el trabajo. Aunque este bloqueo mental es especialmente frustrante en los exámenes.

Otro tipo de bloqueo mental está muy relacionado con la ansiedad social. Ese temor a hablar en público, el miedo a hacer el ridículo, a ser juzgada, criticada o evaluada es el motivo de que de repente tu mente se paralice en una reunión de trabajo y no logres articular palabra. O de que te encuentres en un evento social y seas incapaz de interactuar con los demás.

Igual de preocupante es ese bloque mental, también síntoma de ansiedad, que genera problemas de aprendizaje, con una gran dificultad para retener información nueva y que puede causar muchos problemas, sobre todo en los estudios, pero también en el trabajo.

Cómo desbloquear la mente

Lo primero que debes hacer si estás bloqueada es desconectar, es decir, cambiar de actividad o pensar en otra cosa, preferentemente agradable y placentera. Puede que tu bloqueo mental se deba a los nervios porque termina el plazo para entregar un proyecto y no quieras perder un segundo en otra distracción. Pero tu trabajo será mucho más productivo si logras parar el bloqueo mental. Cualquier tiempo gastado en despejar tu mente será tiempo bien invertido.

Una técnica muy efectiva para solventar una situación de bloqueo mental es la respiración. Si respiras hondo y de forma consciente puedes aliviar un tanto los nervios y desbloquear tu mente, dejando que los pensamientos fluyan ordenados. Y para evitar a largo plazo el bloqueo mental producto de la ansiedad, lo mejor es practicar habitualmente ejercicios de relajación.

La meditación también puede ayudarte a recobrar cierto control sobre tus pensamientos, evitando así el bloqueo mental por ansiedad. Pero en cualquier caso, debes recordar que un trastorno de ansiedad necesita un tratamiento psicológico. Según vayas avanzando en la psicoterapia comprobarás cómo el bloqueo mental es cada vez menos frecuente.