Homeopatía para la ansiedad: medicina natural para los nervios

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Homeopatía para tratar la ansiedad

La homeopatía es uno de los tratamientos más recurridos para combatir la ansiedad. Si bien es una medicina o terapia alternativa válida para cualquier tipo de enfermedad, es en los trastornos emocionales, como la depresión o la ansiedad, en donde más éxito parece tener.

El motivo de su éxito como tratamiento para la ansiedad no es otro que su fundamento base de trabajo: tratar el problema en su conjunto, considerando mente y cuerpo tan intercomunicados que el tratamiento debe dirigirse a ambos por igual. En definitiva, la homeopatía busca restablecer ese equilibrio emocional que la ansiedad ha destruido.

Remedios de homeopatía para la ansiedad

Los diferentes remedios que nos propone la homeopatía para curar la ansiedad van dirigidos tanto a los síntomas de la ansiedad por separado, como a la causa del trastorno. Es decir, la homeopatía actúa aliviando los síntomas de ansiedad, pero también restaurando el equilibrio psicológico.

- Arsenicum album. Es el remedio que propone la homeopatía para la ansiedad en general. Para ese estado de ansiedad donde nos volvemos irritables, buscamos la perfección y que todo esté organizado y en su sitio.

- Silice. Es un remedio eficaz contra la fobia social, pero también contra esos estados menos graves de timidez, de inseguridad y miedo a los eventos sociales.

- Nux vomica. Si eres adicta al trabajo, si tu ansiedad viene generada por un exceso de responsabilidades que no estás dispuesta a abandonar, si todo tiene que estar perfecto y si no puedes desconectar, este es el remedio homeopático para tu ansiedad.

- Ignatia amara. Este es el remedio que actúa contra esas reacciones contradictorias por la ansiedad. Si notas grandes cambios de humor, si pasas de la ira al sosiego en cuestión de segundos o si el nerviosismo no te deja parar.

- Argentum nitricum. La homeopatía nos propone este remedio para ese tipo de ansiedad que llaman anticipada, para esos casos en los que conocemos perfectamente la causa de la ansiedad, como hablar en público, hacer un examen o subirnos a un edificio muy alto.

- Rhus toxicodendron. El trastorno obsesivo compulsivo, las acciones repetitivas como lavarse las manos o no pisar la junta de la baldosas en la calle, pueden aliviarse con este remedio.

- Aconitum napelus. Se utiliza para tratar uno de los peores síntomas de la ansiedad: el miedo a morir. Es más eficaz para ese tipo de ansiedad que empeora por la noche, que no te deja ir a la cama y que provoca terrores nocturnos.

Consideraciones acerca de la homeopatía para la ansiedad

Si bien la homeopatía goza de bastante prestigio y también aceptación y es cierto que sus efectos secundarios son escasos o prácticamente nulos, no conviene lanzarnos a los remedios homeopáticos por nosotras mismas. Como cualquier otra terapia alternativa, que carezca de los peligrosos efectos secundarios de otros medicamentos, no quiere decir que no debamos aplicarla siguiendo los consejos de profesionales en la materia.