Qué comer en Navidad si estás embarazada

Alimentos que puedes comer y otros que debes evitar durante la Navidad

Sandra Llorente

El hecho de que estés embarazada no significa que pases una Navidad de pesadilla, en lo que a tu alimentación se refiere. Es importante que conozcas los alimentos que debes evitar, pero hay un sinfín de alimentos y preparaciones deliciosas de los que podrás disfrutar en estas fechas. ¿Qué comer en Navidad si estás embarazada? ¡Te lo contamos! 

Alimentos que no podrás comer en Navidad si estás embarazada

Muchos de los platillos navideños, sobre todo los relacionados con los aperitivos, no son precisamente los más recomendados para embarazadas. Sí, lo sentimos, tendrás que mirar a otro lado ante ciertas delicias, pero no te preocupes porque después te ofreceremos algunas alternativas. La seguridad para una embarazada es lo primero, así que enfoquémonos en lo que no puedes comer:

- Carnes y pescado crudos: el riesgo de contraer el parásito Toxoplasma gondii o la bacteria Listeria monocytogenes con alimentos crudos es demasiado alto, así que evita los mariscos poco cocinados o crudos, así como cualquier tipo de ahumados.

- Embutidos: los embutidos no cocidos y algunos tipos de carnes frías también pueden tener bacterias, por lo que son desaconsejados en el embarazo.

- Lácteos no pasteurizados: asegúrate de la procedencia de los quesos, ya que si no son pasteurizados podrían contener algunas bacterias, como la licteria, perjudiciales para el bebé. Recuerda que cualquier lácteo ha de estar hecho siempre de leche pasteurizada.

- Alcohol: por supuesto, no puedes tomar alcohol, este año no será parte de tus fiestas.

- Cuidado con las salsas: antes de probar una salsa pregunta qué lleva, porque pueden llevar huevo crudo, algún queso no pasteurizado o estar demasiado picante o especiada (lo que puede causarte una indigestión). Puedes comer salsas pero siempre sabiendo sus ingredientes y evita las procesadas, ya que contienen numerosos ingredientes cancerígenos y perjudiciales para el bebé.

¿Qué puedes comer en Navidad si estás embarazada?

Pues todo lo demás, siempre que cuides un poco la variedad y no comas en exceso. Lo de 'comer por dos' es un mito, en realidad no es necesario. Bien es cierto que al final del embarazo la necesidad calórica aumenta y la embarazada siente más hambre, por lo que aumenta la ingestión de alimentos. Sin embargo, lo ideal es que siempre sea con alimentos saludables.

Aperitivos de Navidad para embarazadas

Si te fijas, la mayoría de alimentos que no puedes comer se usan para hacer los aperitivos y entrantes en las fechas navideñas. Por tanto, tienes dos opciones, o evitarlos a toda costa o llevar los tuyos propios. A nosotras nos gusta más la segunda opción, porque la primera implica demasiada fuerza de voluntad en estas fechas, ¿verdad? Tendrías que no acercarte a la mesa o llegar tarde para no verlos. Con la segunda opción te sentirás más cómoda porque podrás comer a la vez que los demás invitados y te sentirás igual de incluida.

Te proponemos algunos aperitivos deliciosos para comer estas Navidades si estás embarazada (y si no lo estás también son una opción ideal para el menú navideño):

+ Palitos de verduras frescas con hummus: es un clásico delicioso y es muy fácil de hacer. Puedes hacer tú misma el hummus en casa (puede ser de garbanzo, se haba, de lenteja... la leguminosa que mejor te siente) o comprarlo hecho (asegúrate de que tiene ingredientes naturales y ninguno de los que no puedes comer). Acompáñalo con bastoncillos de zanahorias y pepinos. Es un snack que además te ayudará a quitar la ansiedad por la comida estos días.

+ Volovanes rellenos: es un aperitivo típico de Navidad, pero muchas veces está relleno de alimentos no aptos para embarazadas. Por eso, si te gusta cocinar, puedes hacerlos tu misma. Si haces la masa hojaldrada, la base de los volovanes, controlarás mucho mejor los ingredientes y la puedes hacer por ejemplo de harina integral para que sea un poco más saludable. Pero si no te gusta o no te apetece cocinar, puedes comprar masa de hojaldre hecha o incluso los volovanes congelados, solo tendrás que rellenarlos. ¿Algunas ideas para el relleno? Verduritas al gusto al curry (champiñones, cebolla, zanahoria, pimiento...), bacalao con ajo y aceitunas (siempre bien cocinando el bacalao), carne molida cocinada con las especias que más te gusten... primero haz el relleno, después mételo en los volovanes y mételos al horno hasta que queden doraditos (puedes pincelar la masa con huevo batido para que queden brillantes). Es un aperitivo muy delicioso que puedes comer perfectamente en Navidad, aunque con moderación, ya que embarazada no se debe abusar de las masas.

+ Mini champiñones rellenos con salsa holandesa: saltea los mini champiñones con chapoteas, agrega un poco de vino blanco, tápalo y deja que cueza durante 15 minutos. La salsa holandesa se hace con yemas de huevo crudo, así que tu mejor opción será una salsa holandesa vegana: lleva 150 gr de tofu firme (sin agua), 1/4-1/2 taza de agua, 1 cucharada de salsa se soja o tamari,1 cucharada de Tahini o pasta de ajonjolí, dos cucharadas de mostaza, un par de pizcas de cúrcuma (aunque esto es al gusto), una pizca de sal marina (ten cuidado con la sal ya que la salsa de soja tiene mucha sal, prueba antes de echar) y una pizca de pimienta. Bátelo todo en la licuadora, agregando primero poca agua y echando más poco a poco si fuera necesario, hasta conseguir una salsa cremosa topo mayonesa. Rellena los champiñones con la salsa y gratínalos. ¡Son deliciosos! También puedes usar la salsa para otros aperitivos, para huevos, incluso para los volovanes.

+ Tomates rellenos: haz un salteado de arroz integral, con especias a tu gusto, carne o setas... incluso puedes ponerle un poco de queso que sea pasteurizado (puede ser un queso fuerte para darle un toque intenso de sabor y que no necesites incluir mucho en el preparado). Una vez que tengas tu delicioso arroz, rellena tomates cortados a la mitad y mételo todo al horno de 10 a 15 minutos o hasta que se doren. Una opción es ponerles encima la salsa holandesa vegana o mayonesa (que no sea casera por el huevo crudo o que sea vegana) y gratinarlos (si le pones mayonesa recuerda comerlos con moderación).

Comidas principales navideñas para embarazadas

En los platos principales para Navidad tienes mucha más libertad: puedes comer pastel de carne, solomillo de ternera, salmón al horno, pavo... Únicamente tendrás que tener cuidado con el punto de cocción, que tendrá que ser alto (no se recomienda comer carne poco hecha). Además es recomendable que los pescados hayan estado previamente congelados, al menos 24 horas. Pero por lo demás, puedes comer de todo.

Si vas a una fiesta, habla con los anfitriones primero para preguntarles qué harán de plato principal, ya que algunas elaboraciones pueden llevar queso, embutidos, etc. Y ya sabes, siempre tienes la opción de preparar tu misma algunos platillos, lleva también suficiente comida para compartir, eso hará que los invitados comprendan mejor tu situación. Recuerda que por el estómago se conquista a la gente.

Los postres de Navidad para embarazadas

Llegamos a la parte más complicada de la Navidad para algunas embarazadas. ¿Puedes comer postres navideños? Sí, la mayoría son aptos para embarazadas, pero deberás comerlos con moderación. Los atracones de dulces navideños no están permitidos, ya que el exceso de azúcar puede afectar tu embarazo de manera muy negativa.

Por supuesto, podrás probar los postres siempre y cuando tu médico especialista te lo permita. Así que puedes comer turrón, pero solo un trocito, puedes probar el postre de la cena, pero solo una ración. En vez de atiborrarte a dulces, elige algunos dulces más Gourmet este año y cómelos con moderación. Por cierto, evita los dulces hechos con queso si no los haces tú misma, porque suelen estar hechos con quesos frescos que pueden no estar debidamente pasteurizados.  

Las bedidas navideñas para embarazadas

El consumo de alcohol está prohibido y las bebidas enlatadas como refrescos son muy desaconsejados por la concentración de azúcares y otras sustancias. Por tanto, lo ideal es que bebas agua o que hagas alguna bebida natural a tu gusto. Son deliciosas. Puedes hacerlas de mango, sandía, limón... No le eches mucha azúcar extra o usa este vía, azúcar de coco o un poquito de miel, ya que el índice glicémico de este tipo de azúcares es menor. 

Por último, y ahora que sabes qué comer en Navidad estando embarazada, recuerda que la comida solo es un acompañante de las fiestas, pero que lo importante y lo que de verdad merece la pena es la compañía. ¡Felices fiestas!

Puedes leer más artículos similares a Qué comer en Navidad si estás embarazada, en la categoría de Dieta sana en Diario Femenino.