Qué verduras no tomar en un plan detox

Marta Valle

Qué verduras no tomar en una dieta detox

Cuando hablamos de dietas detox, no puede dejar de venirnos a la cabeza una rutina alimentaria repleta de verduras y frutas en la que, además, se eliminen casi por completo multitud de productos esenciales para una alimentación saludable como los cereales o las carnes animales.

Como sabemos, esta tendencia ha generado numerosas críticas por parte de médicos y nutricionistas debido, sobre todo, al gran desequilibrio que provocan a nivel orgánico mediante la manifestación del efecto rebote o de anomalías como dolores de cabeza, debilidad y náuseas. Sin embargo, y pese a esto, conviene preguntarse si todos los alimentos vegetales son aptos para este tipo de regímenes.

Alimentos vegetales menos adecuados para una dieta detox

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los vegetales están permitidos en una dieta depurativa. Sin embargo, en algunas manifestaciones de estos regímenes detox -mucho más escrupulosas a la par que restrictivas- se realiza la recomendación de evitar vegetales almidonados ricos en carbohidratos. En esta categoría entran alimentos como las patatas, los guisantes, las alcachofas, las calabazas, las judías blancas, las legumbres en general, el calabacín y los tomates. Algunos frutos secos como las nueces también son muy ricos en hidratos de carbono y, por lo tanto, debería limitarse su consumo en el marco de un rutina alimentaria como la mentada.

Las grasas saturadas -consideradas como uno de los grandes enemigos de las salud humana- se encuentran fundamentalmente en los alimentos animales, pero algunos productos vegetales como los aceites también poseen altas cantidades de estas sustancias. Es el caso también de otros productos de origen vegetal como la crema de cacao, los cacahuetes, el coco o el aceite de palma, ya que pueden contener cantidades importantes de ácidos grasos en su composición.

Como podemos observar fácilmente, son pocos los casos de alimentos con origen vegetal que realmente dispongan una contradicción clara a la hora de combinarlos con una dieta detox. A este respecto hay que decir que las verduras suponen un elemento básico en la elaboración de cualquier planificación depurativa que se precie, por lo que la mayoría de sus componentes van a estar permitidos a la hora de llevar a cabo recetas relacionadas con sus objetivos.