Complejo de Pulgarcito: el complejo del hermano pequeño

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Algunos complejos psicológicos ocurren en el ámbito familiar. Es el caso del complejo de Pulgarcito que lo sufre el hermano pequeño de la familia cuando siente la necesidad de destacar por encima del resto de sus hermanos. En nuestro diccionario de complejos también tratamos el complejo de Pulgarcito.

En qué consiste el complejo de Pulgarcito

Todas conocemos el cuento de Pulgarcito de donde toma el nombre este complejo psicológico. Pulgarcito era el menor de sus hermanos, tan pequeño que todos se burlaban de él. Para compensar su pequeña estatura, Pulgarcito era con mucho el más inteligente de sus hermanos, el más ingenioso y con eso logró destacar en su familia.

Algo parecido ocurre con este complejo de Pulgarcito en la vida real. En líneas generales, es el hermano pequeño de una familia el que más lejos llega. A menudo es el único que puede acceder a unos estudios y, por tanto, consigue una mejor calidad de vida que el resto de sus hermanos. Aunque visto así este tipo de complejo no parece negativo, lo cierto es que los Pulgarcitos se enfrentan a una vida llena de presión.

Este complejo que tiene lugar dentro de la familia, como ocurre por ejemplo con el complejo de Caín, puede perjudicar la autoestima del miembro más pequeño de la familia. Todas las miradas están puestas en él, así como todas las expectativas de la familia y por eso puede pasar la vida entera luchando para encontrarse a sí mismo y sorteando la frustración.

Que sea el hermano pequeño el que más logros consiga en la vida es provocado por un instinto de superación que no siempre es saludable. Los Pulgarcitos se enfrentan también a demasiadas responsabilidades en la vida, tratando de demostrar al resto de la familia lo que realmente valen y eso puede derivar en graves trastornos de ansiedad.

Puedes leer más artículos similares a Complejo de Pulgarcito: el complejo del hermano pequeño, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.