6 eficaces remedios caseros para curar el fuego labial

Si habitualmente tienes herpes en los labios, hemos encontrado algunos remedios

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hay muchas formas de llamarlo, herpes labial, calentura o fuego labial son las más habituales. Pero como quieras llamarlo es esa sensación de cosquilleo que notas antes de que surja por fuera o por dentro del labio. Que luego se pasa a picor y a la aparición de una pequeña llaga que puede llegar a convertirse en un verdadero monstruo estético. ¡Y además en la boca!

Aunque nadie se asusta porque un buen número de personas sufren herpes labial habitualmente, es imposible no dirigir la mirada a ese extraño alien que le ha salido en el labio a la persona que tienes delante. No es una enfermedad grave, no es un problema importante, pero es incómodo y molesto. Por eso hemos buscado los mejores remedios caseros para curar el fuego labial y que haga efecto cuanto antes.

Remedios caseros para el fuego labial

No podemos evitarlo, ante una situación de estrés, una gripe con un día de fiebre o incluso por determinados cambios hormonales, ahí surge nuestro más fiel compañero en los labios: el herpes labial. Una y otra vez. Siempre nos quedarán los parches y algunos remedios caseros que en cualquier caso no funcionarán tan rápido como deseamos. Porque no son magia, pero sí nos pueden ayudar.

1 Hielo

Aplicar hielo ante los primeros síntomas de la calentura, es decir, ese cosquilleo en el labio, es uno de los remedios que mejor funcionan si lo hacemos a tiempo. El hielo reduce la inflamación que está a punto de producirse y puede evitar que el herpes surja en todo su esplendor.

2 Té negro

Cuando ya ha aparecido todo el daño, hay un remedio natural para curarlo antes que consiste en una simple bolsita de té negro. Haz un té y en lugar de tirar la bolsita aplícala sobre la zona afectada, porque esta infusión tiene propiedades antivirales.

3 Ajo

El ajo es un todoterreno en cuestiones de salud y también sirve para el fuego labial. Tienes que partir un ajo por la mitad y ponerlo sobre las ampollas. De esta forma podrás ir retirando las ampollas más secas sin peligro y además, dicen, que desactiva el virus que provoca la calentura.

4 Miel y vinagre

Puede que este remedio casero escueza un poco, pero eso es que está actuando. Hay que mezclar miel y vinagre a partes iguales y colocarla un buen rato sobre la zona afectada.

5 Aloe vera

Junto con el ajo, el aloe vera sirve para todo y no perjudica para nada. Aplicar la pulpa del aloe vera sobre el herpes labial hará que las ampollas se sequen más rápidamente.

6 Leche

Otro de los remedios que hay que aplicar justo cuando empieces a notar el brote del virus es la leche. Tan solo tienes que mojar un algodón en leche y aplicártelo en la zona donde estás notando el cosquilleo. Con un poco de suerte, el herpes no irá a más.