Dolor de cabeza por fruncir el ceño

Marta Valle

Dolor de cabeza por fruncir el ceño

El fruncimiento del ceño no resulta un factor que por sí mismo pueda desencadenar anomalías en la zona de la cabeza tales como puedan ser jaquecas o migrañas. Sin embargo, dado un caso en el que una causa determinada ha permitido el desarrollo de una de estas dolencias, un gesto tal como el mentado puede llegar a potenciar los efectos adversos sobre nuestro organismo, especialmente cuando el desencadenante central es la tensión. Esto es debido a que una vez realizada la acción de fruncir el ceño forzamos a los músculos del cuello y de la cara a recibir una tensión anormal que reduce el flujo de sangre a la zona.

Relación entre la cefalea tensional y el fruncimiento del ceño

De esta manera, gestos como el fruncimiento del ceño no deben preocuparnos solo desde una perspectiva estética. Como bien sabemos las mujeres, este tipo de expresión facial es susceptible de generar arrugas tanto en dirección horizontal como vertical en el área del entrecejo, cuestión que por sí sola es harto preocupante para muchas de nosotras. A ello podemos sumar la ocasional potenciación de diversos tipos de disfunciones relacionadas con la cabeza a través de un gesto que, a priori, puede resultar absolutamente inofensivo.

Cabe recordar a este respecto que las cefaleas tensionales resultan el dolor de cabeza más frecuente entre las mujeres y que se desencadena a consecuencia de la contracción de los músculos circundantes a la propia zona afectada, como pueda ser el cuello, la mandíbula, el cuero cabelludo o la cara. Las causas que desencadenan esta clase de jaquecas pueden ser múltiples, aunque en la mayoría de ocasiones tienen que ver con el propio estrés que acumulamos ya sea por circunstancias personales o laborales. Cuestiones como la depresión, la mala alimentación o un descanso inadecuado también pueden resultar factores determinantes en la generación de tal anomalía.

Como sabemos ahora, estos dolores de cabeza pueden ver aumentado su efecto ante cualquier gesto que fuerce más, si cabe, estos músculos como pueda ser, en este caso, la acción de fruncir el ceño. Si estas cefaleas se reproducen con asiduidad a lo largo del tiempo, será pertinente una visita a un especialista de cara a obtener un diagnóstico preciso.

Puedes leer más artículos similares a Dolor de cabeza por fruncir el ceño, en la categoría de Dolor de cabeza en Diario Femenino.