Alimentos para dieta blanda: qué comer si no nos encontramos bien

Sergio Gallego

Si tienes la mala suerte de estar enfermo/a, una buena alimentación es esencial para que puedas recuperarte rápidamente y perfectamente. Tu cuerpo necesita más calorías de lo normal para poder tener más defensas y poder luchar contra la infección en cuestión. Una dieta blanda basada en una serie de alimentos específicos es lo más aconsejable para conseguir que mejores de la enfermedad. 

Alimentos que debes comer mientras estás enfermo

- Sopa de fideos con pollo.  Este alimento es perfecto para el caso de que estés resfriado/a. El pollo contiene cisteína, un aminoácido que te ayudará con la mucosidad en los pulmones. El caldo caliente es perfecto para evitar la deshidratación y tratar la inflamación de la garganta.  

- Té caliente.  Tomar todo tipo de líquidos calientes te ayudarán a aliviar el dolor de la garganta y a aliviar la congestión nasal. Un delicioso té verde caliente es perfecto para combatir la infección debido a los antioxidante que tiene. 

- Cítricos. Al ser ricos en vitamina C, su ingesta te ayudará a combatir tu resfriado y a mejorar poco a poco. No olvides tomar naranjas, limones o pomelos, todos ellos perfectos y muy aconsejables para tomar mientras te encuentras resfriado/a.

- Plátanos.  Los plátanos son ricos en potasio, que se suele perder cuando sufres vómitos, diarréa o excesiva sudoración. Son muy fáciles de digerir y su ingesta te ayudará a rebajar la temperatura de tu cuerpo. 

- Jengibre. Este alimento es muy eficaz para prevenir las naúseas y calmar dolencias estomacales como el estreñimiento o los vómitos. Beber un poco de té de jengibre es perfecto para mantenerte hidratado y calmarte cualquieer tipo de dolor estomacal. 

 - Galletas o tostaditas saladas. Si tienes problemas de estómago, estos alimentos son muy fáciles de digerir y debido a que son ricos en almidón no dañan el estómago y son perfectos para tomar después de sufrir algún vómito. 

Estos son algunos alimentos que son perfectos para tomar en una dieta blanda y de esta forma ayudarte a tratar tu enfermedad de una manera óptima. No olvides que es importante mantenerse bien hidratado y nutrido para poder acelerar el proceso de recuperación.