Claves para evitar el dolor de espalda muscular

Marta Valle

El dolor de espalda es una de los problemas más recurrentes en las sociedades modernas, tan acostumbradas a los trabajos sedentarios. Este estilo de vida genera problemas musculares que devienen, en definitiva, en numerosas dolencias relacionadas con la parte posterior de nuestro cuerpo. Tanto las contracturas musculares como los traumatismos y las deformidades de la columna suponen las causas más frecuentes de estas problemáticas, ya estén provocadas por el cansancio acumulado, por una higiene postural deficiente, por un esfuerzo excesivo en el trabajo, por la práctica incorrecta de ejercicio físico o por el estrés.

Problemas musculares que generan dolores de espalda

La causa exacta de las molestias musculares que originan un dolor de espalda resulta difícil de diagnosticar, ya que éstas pueden ser debidas a una infección, a una sobrecarga, a tareas domésticas tan rutinarias como cargar bolsas de la compra o subir escaleras e, incluso, en los casos más severos, a la formación de tumores. Las mujeres, además, hemos de tener en cuenta que durante la fase menstrual se puede generar debilidad muscular en la zona tanto de los riñones como de la cintura.

Las lesiones deportivas, ya sean provocadas por nosotras mismas o por el contacto de nuestro cuerpo con un competidor, pueden generar en muchas ocasiones dolores musculares que deriven en anomalías en la espalda. La mayoría de problemas que se generan al practicar ejercicio físico vienen dados por una excesiva, y ocasional, tensión sobre la zona que genera debilidad en la musculatura y que puede derivar en fuertes molestias. En estos casos, los músculos pueden perder hasta la mitad de su fuerza habitual, afectando no solo a la práctica deportiva en sí, sino también a las actividades rutinarias.

Las posturas incorrectas también pueden conducirnos a sufrir dolores en los músculos de la espalda. El hecho de no mantener buenas posturas cuando trabajamos, hacemos deporte o, simplemente, estamos sentadas en casa disfrutando de un tiempo de esparcimiento, puede repercutir en la generación de tensión añadida en la zona. Las posturas pueden mejorarse realizando ejercicios diarios de corrección para, de esta manera, evitar cualquier dolencia en la espalda que pueda incapacitarnos en nuestro día a día. 

Puedes leer más artículos similares a Claves para evitar el dolor de espalda muscular, en la categoría de Espalda en Diario Femenino.